Salvadoreños: La minoría más grande de Long Island

A cuatro décadas de que se inició la inmigración salvadoreña a Long Island, su empoderamiento político florece
Salvadoreños: La minoría más grande de Long Island
Mónica R. Martínez se convirtió en la primera mujer oriunda de El Salvador en convertirse legisladora del Condado de Suffolk.
Foto: Mariela Lombard / El Diario

@Zaira_Reporter

En septiembre pasado la salvadoreña Mónica R. Martínez derrotó por amplio margen de votos (64%-36%) al legislador Rick Montano, quien ocupó el curul por el Distrito 9 (Brentwood, Central Islip and North Bay Shore) durante una década.

Martínez de 36 años de edad, es la hermana menor de Antonio Martínez, concejal de la ciudad de Babylon y el primer funcionario de origen salvadoreño electo en el estado de Nueva York.

“Mis padres tenían dos trabajos y acudieron a la escuela nocturna para aprender inglés. Nuestro único momento juntos era a la hora de la cena”, expresó Mónica, que fue maestra por 10 años y luego subdirectora de Brentwood’s East Middle School.

Los Martínez, dos de cuatro hermanos, emigraron de El Salvador en la infancia para reunirse con sus padres, un vendedor de madera y una higienista dental que se instalaron en Long Island en 1982, huyendo de la guerra civil.

“Mamá me dejó de un año al cuidado de mi abuela. La separación sembró en mi familia fuertes valores, especialmente el de la unidad”, indicó la legisladora.

El concejal Antonio Martínez tenía 13 años cuando llegó al país, y pronto se matriculó en la escuela intermedia de Lynbrook. Después de graduarse de la Universidad de Oneonta del sistema universitario estatal de Nueva York, se estableció en Babylon para desempeñarse como organizador comunitario.

Martínez recordó una difícil experiencia como niño inmigrante ante la discriminación que imperaba en la isla; sin embargo, destacó los logros de su comunidad.

“Sin perder su identidad, el salvadoreño pronto comprendió que la participación cívica era la vía para integrarse al contexto sociopolítico de Long Island”, indicó el funcionario.

“Los centroamericanos somos los nuevos políticos latinos en un proceso de integración que en la última década ha generado un valioso incremento de funcionarios de origen hispano”.

El asambleísta (Distrito 6-Central Islip) Phil Ramos, puertorriqueño, puntualizó que 12 funcionarios latinos ocupan cargos de elección en Long Island, siendo la comunidad salvadoreña una de las más influyentes en ciudades como Brentwood y Central Islip.

Los inmigrantes salvadoreños han hecho grandes contribuciones a nuestras ciudades en relativamente pocos años, indicó.

Ramos apuntó que los puertorriqueños llegaron a Long Island en la década de los 20, pero no fue hasta hace 12 años cuando él fue electo, convirtiéndose en el primer boricua en un cargo público en la isla. En contraposición, con solo cuatro décadas de inmigración los salvadoreños tienen dos funcionarios elegidos popularmente.

Por unanimidad, la Asamblea Legislativa del estado de Nueva York proclamó el 6 de Agosto de 2014 como el Día del Salvadoreño-Americano, una propuesta impulsada por Phil Ramos en observancia al Día Nacional dedicado a la comunidad salvadoreña por mandato del Congreso de los Estados Unidos en 2006.

Ramos también empujó hace una década el Día de Centroamérica cada 15 de septiembre, que conmemora la independencia de la corona española en 1821.

El festival del Día del Salvadoreño-Americano, que este año se celebra el 10 de agosto en Hempstead, concentra a miles de centroamericanos de Long Island y del área metropolitana.

De acuerdo a datos del Censo de 2011, los salvadoreños son la minoría más grande de Long Island con 99,495 habitantes o el 22.5 % del total de la población.