GM recomienda “estacionar fuera” a SUVs retirados

Algunos modelos corren el riesgo de incendiarse mientras están parados.

GM recomienda “estacionar fuera” a SUVs retirados
Entre los modelos en riesgo se encuentran Chevrolet Trailblazer, Buick Rainier, GMC Envoy y Isuzu Ascender 2006 y 2007.
Foto: Suministrada

Cinco SUV basadas en el Chevy Trailblazer presentan riesgo de incendio en caso de un corto circuito.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras ha emitido un retiro para un número de mayor de SUVs de GM. En realidad, es una actualización de un retiro de producto anterior que se anunció en junio de este año.

Pero ahora hay un asesor de seguridad que publicó algo fundamental y llamó la atención. Un cortocircuito puede ocurrir cuando los vehículos afectados no estén en marcha. Es decir, si el propietario deja parado su vehículo dentro de su casa, al regresar puede encontrar su casa y su vehículo en llamas.

Ya nadie querrá dejar a su mascota encerrada en un Trailblazer mientras está de compras, pero algunos pensarán que no es mala idea sacar a la suegra y decirle que espere un poco en el auto mientras le ponen buena música. Quizás tengan la suerte de que ocurra un cortocircuito. Pero claro, esto no pasa en todos los modelos que se retiran, solo son algunos; llaman a retiro a todos por precaución.

Como medida de precaución, se recomienda a los propietarios estacionar fuera hasta que se haya encontrado una solución”, señaló la NHTSA en su sitio web.

Este problema, que presenta un riesgo de incendio en caso de un corto circuito, se dice que se debió a la corrosión y que fue el primero que condujo a un nuevo retiro en el 2012.

En junio NHTSA solicitó un retiro de cinco SUVs de GM, incluyendo el Chevrolet Trailblazer, Buick Rainier, GMC Envoy y Isuzu Ascender, construidos para los modelos de los años 2006 y 2007.

El retiro del mercado incluye también los modelos GMC Envoy XL a partir del año modelo 2006 Chevrolet Trailblazer EXT, así como los modelos de Saab 9-7X desde el 2005 a través de los modelos de los años 2007.

El retiro del mercado se refería al módulo de interruptor de alimentación principal en las puertas del conductor en estos vehículos, que la agencia anunció que podría ser propenso a la corrosión como resultado de la entrada de fluido.