Misioneros serán puestos en cuarentena al regresar de África

Quienes hayan estado en contacto con enfermos de ébola durante su labor en Liberia permanecerán 21 días en observación.

Misioneros serán puestos en cuarentena al regresar de África
Personal militar viste con trajes especiales mientras trabajan en la simulación de un caso de enfermo de un virus contagioso en República Checa.
Foto: EFE / Filip Singer

Miami -Mientras los dos misioneros que se contagiaron del ébola en África continúan hospitalizados, se toman medidas ante el pronto regreso de un grupo de SIM USA al país.EFEUSA informó que la organización religiosa SIM USA, para la que trabaja la misionera estadounidense Nancy Writebol, quien contrajo ébola en África, anunció que un grupo de misioneros expuestos a la enfermedad en Liberia regresará a EEUU y será puesto en cuarentena.

La organización con sede en Charlotte (Carolina del Norte, EEUU) señaló a través de un comunicado que el traslado de personal y voluntarios y su posterior estancia bajo observación, se realizará en coordinación con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de este estado.

La misión religiosa señaló que el periodo de cuarentena es una medida de prevención solicitada por las autoridades sanitarias y que se aplicará para todos los trabajadores que hayan estado en contacto con enfermos de ébola o expuestos al virus durante su labor en Liberia en un plazo de 21 días desde su última exposición.

Por consideración a los misioneros, cuyo número no se precisó, SIM USA y las autoridades sanitarias no darán a conocer detalles de su traslado, fecha y lugar especialmente, y resaltaron que ninguno de los que retornarán a Carolina del Norte “está enfermo o presenta síntomas de estar infectado de ébola“.

El presidente de la organización, Bruce Johnson, coincidió con la importancia de tomar medidas de precaución y señaló que cooperarán con las autoridades sanitarias para las labores de traslado de las personas desde África Occidental.

“Nos adheriremos estrictamente a sus directrices en el retorno de nuestros misioneros a Estados Unidos”, señaló.

Los dos estadounidenses enfermos de ébola, la misionera Nancy Writebol y el también misionero y doctor Kent Brantly, continúan su tratamiento en unidades aisladas del Hospital Universitario de Emory, en Atlanta (E.UU), adonde fueron trasladados desde África.

En una nota enviada esta semana desde su sala de aislamiento, Brantley señaló que se siente “más fuerte cada día”.

“Agradezco a Dios por su misericordia mientras he luchado contra esta terrible enfermedad”, señaló el misionero por medio de un comunicado dado a conocer por la organización Samaritan’s Purse, para la que trabajaba en Liberia cuando fue contagiado.

Brantly fue trasladado al país la semana pasada en un avión ambulancia y en medio de medidas especiales para ser ingresado al centro hospitalario de Atlanta.

El pasado martes lo hizo la estadounidense Nancy Writebol, quien contrajo el virus en Liberia, en el mismo centro médico para el que trabajaba Brantly, y quien también permanece internada en aislamiento.

El hijo de la misionera, Jeremy Writebol, señaló un día después que su madre se encontraba “cansada por el viaje”, pero que “continua peleando contra el virus y fortaleciendo su fe”.

El brote de ébola que afecta Liberia, Guinea, Sierra Leona y Nigeria es el peor desde el registrado en Zaire en 1976 y ha causado más de 960 muertes, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Este organismo calificó el viernes pasado el brote de ébola en estos países como una “emergencia pública sanitaria de preocupación internacional” y solicitó a todos los países con recursos y capacidad que ayuden a contenerlo.