Ayudas a quienes buscan empleo

Ahora que el mercado laboral da señales de mejora es el momento en el que muchas personas tratarán de buscar un puesto de trabajo con mejoras condiciones laborales que las que tienen. Quienes lo hacen pueden deducir algunos de los gastos que genera la búsqueda siempre y cuando sea en la misma ocupación o lí nea de trabajo que ya tienen.

Para empezar pueden ser deducibles los gastos de preparación y envío de la hoja de vida por lo que conviene guardar las facturas de estos. Las deducciones se aplican se consiga o no el trabajo.

La cantidad que se gasta en un viaje que tiene como objetivo buscar un nuevo empleo también es deducible. Según el IRS el viaje tiene que ser principalmente para buscar empleo, si el desplazamiento es por otra razón pero se aprovecha para hacer gestiones laborales para un cambio de trabajo entonces algunos gastos también pueden ser deducidos de su factura tributaria.

Algo importante es que se pueden deducir las cuotas de las agencias de colocación mientras se busca un empleo. Eso si, siempre en la misma ocupación.

Para quienes busquen su primer trabajo no hay deducciones pero si ese empleo obliga a un traslado de casa de más de 50 millas, se pueden deducir los costes del transporte de enseres y el viaje.

Tampoco hay ayuda fiscal en caso de que se busque empleo tras un receso o se le han reembolsado los gastos en los que incurrió