El boxeador Víctor Ortiz, el toque latino de ‘Expendables 3’, con pavor a las armas

Stallone. Gibson. Ford. Snipes. Schwarzenegger... y Víctor Ortiz. El campeón de peso mediano se rodea de las estrellas de 'The Expendables 3' para su debut en el cine

El boxeador Víctor Ortiz, el toque latino de ‘Expendables 3’, con pavor a las armas
Víctor Ortiz debuta como actor, al lado de su ídolo, Sylvester Stallone, en 'The Expendables 3'.
Foto: Lionsgate

El antaño campeón de peso mediano, el boxeador Víctor Ortiz, deja de lado sus golpes certeros en “The Expendables 3“.

El ahora actor de 27 años, es un francotirador preciso que es contratado por Barney Ross (a quien da vida Sylvester Stallone) para sumarse a una misión peligrosa.

Esta tercera entrega de la saga de mercenarios, que se estrena el viernes, muestra a los habituales de la misma, Arnold Schwarzenegger, Jason Statham y Dolph Lundgren, entre otros, a los que ahora se suman Wesley Snipes, Harrison Ford, Antonio Banderas y Mel Gibson.

Ortiz, que pasó su infancia en Kansas y fue abandonado por sus padres mexicanos indocumentados (primero su madre y después su padre alcohólico), empezó a boxear a muy temprana edad, como método para liberar su frustración…

Su concentración y determinación dio sus resultados, y no tardó en convertirse en campeón mundial. Ahora vive en California, donde Ortiz está dispuesto a triunfar de nuevo, aunque esta vez como estrella de cine.

Sylvester Stallone te eligió para “The Expendables 3“. ¿Fue él un ídolo de tu juventud?

Sin duda. Sylvester Stallone me dio las bases a seguir. Yo era un niño de la calle, tratando de crecer y convertirme en un campeón. No tenía nada, pero me dije a mí mismo: “Si Rocky lo logró, yo también puedo lograrlo”.

Eras un ‘niño de la calle’. ¿Te metiste en muchos problemas?

Muchas peleas… Me podía haber pasado el resto de mi juventud en centros de detención y hogares de adopción…

Tu personaje en “The Expendables 3” es un francotirador… ¿Te gustan las armas?

¡Las temo! Yo lucho y no le tengo miedo a ser golpeado en la cara. Pero tan solo mirar un arma de cualquier clase… me da escalofríos. De hecho, [para la película] practicamos con armas y munición real. Eran balas de fogueo, pero aún así pueden matar…

Tu personaje también tiene miedo a las alturas… ¿Lo tienes tú también?

¡No, eso es hilarante! Cuando me dijeron que así sería, respondí: ‘si no hiciera ‘skydiving’ tan a menudo, probablemente sí estaría asustado’. En la vida real también salto al vacío desde puentes [bungee jumping]. No soy muy normal… [risas]. Me gusta lo extremo.

Hay tantas estrellas en el filme. ¿Cuál es la que te causó mayor impacto?

Kelsey Grammer me tomó desprevenido. La primera vez que lo tuve en frente, me equivoqué en una de mis frases del guión y le pregunté: ‘¿podemos repetir la escena?’. Le dije: ‘lo siento mucho, Sr. Grammer. Estoy algo nervioso’. Así que lo repetimos todo, y entonces él se equivocó. Le dije: ‘Oh, Dios mío… ¡Eres humano!’. Se rió y empezamos a hablar mucho. Me dio muchos consejos para mejorar como actor. Y también sobre la vida.

¿Qué te da más miedo: un combate de boxeo, actuar o “Dancing with the Stars”?

“Dancing with the Stars” es lo más intimidatorio que he hecho nunca. De lejos. Lindsay Arnold fue una compañera dura. Fue una experiencia muy difícil, pero no la cambiaría por nada.

A ti te llaman ‘Vicioso’ en la cancha…

Lejos del ‘ring’ no soy nada vicioso… Cuando nadie trata de matarme o quitarme lo que es mío, soy un tipo normal y corriente al que le gusta disfrutar de la vida. Me gusta surfear, patinar, montar en bicicleta, correr maratones y triatlones… Hago lo que quiero sin molestar a nadie.

Después de “The Expendables 3”, ¿quieres seguir actuando?

Ya he hecho otra película llamada Southpaw, con Jake Gyllenhaal, Rachel McAdams, Forest Whitaker y Curtis Jackson. Y ahora estoy participando en clases de actuación.

Nació en 1987 en Garden City, Kansas (aunque algunas fuentes citan Ventura, California). Su madre abandonó la familia cuando él tenía siete años, y su padre, un alcohólico, hizo lo mismo, cinco años después.

A los 15 años se mudó con su hermana a Denver, Colorado.

Fue descubierto por el boxeador Ron Lyle en un centro de Salvation Army.

A los 16 años ganó un combate de los Juegos Olímpicos Juveniles, lo que llevó a ser entrenado por Roberto García en California.

Algunas de sus peleas más populares y determinantes de su carrera fueron las que lo enfrentaron con Andre Berto y Floyd Mayweather, Jr. (ambas en 2011).

De 36 peleas profesionales, perdió solo cinco (dos terminaron en empate).

Participó en la 16 temporada de ‘Dancing with the Stars‘, quedando eliminado en la sexta semana.