Que no se te olvide comprar…

La lista de algunos artículos comunes que muchos no adquieren antes de mudarse al college.

Que no se te olvide comprar…
Esta lista te ayudará a evitar situaciones difíciles.
Foto: Shutterstock

Las clases ya casi comienzan y muchos jóvenes se mudarán a un dorm por primera vez.

Muchos de ellos dejarán la comodidad del hogar para vivir solos en algunas de las tantas universidades del país. Y como nadie nació sabiendo, queremos ayudar a todos estos nuevos alumnos para que no se les olvide nada y puedan comenzar las clases al 100%.

Tengan en cuenta que esta lista la realizó Bed, Bath & Beyond basándose, principalmente, en lo que los jóvenes no consideran y las mamás sí.

1. Alarma: sabemos que los smartphones hace tiempo que dejaron de usarse sólo para llamadas. Muchas personas los utilizan como reloj despertador.

El problema es que muchas veces nos olvidamos de cargarlos y cuando están sin batería, no nos despertará. Por eso las mamás, aunque suene old school, prefieren mandar un reloj de campana para que no digan que llegaron tarde a clases.

2. Lámpara de escritorio: a veces, la luz principal del cuarto no es suficiente y se necesita una lámpara extra para trabajar en los pequeños detalles.

En el mercado puedes encontrar un sinfín de bombillas que imitan la luz natural sin alterar los ciclos de sueños y que además, son amigables con el medio ambiente.

3. Ganchos de ropa: este dato va sobre todo para los chicos, no olvides llevar ganchos suficientes para tus pantalones y camisas. Con un par no basta. Piensa también en las chaquetas que utilizarás en invierno. Recuerda que la ropa colgada no necesita planchado.

4. Kit de herramientas: hablamos de uno básico que tenga herramientas como martillo, destornillador, clavos, tornillos y alicate.

No sólo los necesitarás para colgar la fotografía familiar que mamá metió en tu maleta sino que para armar tus muebles y reparar las imperfecciones que probablemente tenga tu cuarto.

5. Linterna: nadie piensa en comprar una linterna si no es para irse de excursión. Pues bien, las madres tienen más experiencia y saben que la electricidad se puede cortar en cualquier minuto sin ninguna explicación.

Para no pasar un mal rato, no te olvides de tener una linterna en la mesa de noche. ¡Con baterías cargadas!