¡ALARMA!

La posibilidad de no alcanzar la postemporada altera los nervios
¡ALARMA!
Hal Steinbrenner (der.), aquí en imagen de archivo junto a a Derek Jeter, empieza a perder la paciencia.
Foto: GETTY

BALTIMORE

Todavía no toma como suyo el estilo de su padre, pero al menos por esta vez habló para que lo escucharán y envió el mensaje justo en el momento exacto.

Hal Steinbrenner está cansado de ver a los Yankees sumidos en la mediocridad de una campaña atípica para ellos y está claramente fastidiado de haber gastado 238 millones en refuerzos ofensivos para darle equilibrio al “lineup” de los Bombarderos y ahora ve pasar las semanas y Jacoby Ellsbury, Carlos Beltrán y Bryan McCann no acaban de ser solución para un equipo que llegó al Juego de Estrellas apenas sobreviviendo por sus conocidos problemas en su cuerpo de lanzadores y cuando se esperaba una reacción vigoroza, amenaza con hundirse sin remedio.

En Baltimore en la reunión de dueños habló para que lo escucharan y dejó claro que sabe por donde vienen los males de su equipo.

“Todos los equipos tienen que lidiar con las lesiones. Pero cuando pierdes a cuatro de tus abridores antes del Juego de Estrellas, y tres de ellos antes de la primera o segunda semana de mayo, cualquier club, creo yo, se va a ver afectado sin importar lo buena que sea su finca.

“Esa definitivamente ha sido una parte. Pero invertimos mucho dinero en la ofensiva también y, en general, (los bateadores) han sido inconsistentes. Ha sido un problema. Y está de más decir que debe haber una mejoría”.

Los Yankees llegaron ayer en el decimotercer lugar de la Liga Americana en carreras anotadas con 474, empatados en el décimo lugar con OPS de .695 y en el noveno lugar en cuadrangulares con 108.

Steinbrenner, quien autorizó en julio las adquisiciones de Stephen Drew, Chase Headley y el venezolano Martín Prado en un intento por reforzar el lineup, expresó que quiere ver la producción ofensiva del equipo mejorar en la recta final.

“Es preciso que lo logren. Ellos están conscientes de eso”, dijo Steinbrenner. “Son profesionales y tienen el talento. Pero tienen que mejorar y lo saben….Es mi deber ser optimista y tengo confianza”, agregó.

Steinbrenner dijo además que no ha tomado decisión alguna con respecto al futuro del gerente general Brian Cashman, quien ocupa dicho cargo desde febrero de 1998 y cuyo contrato se vence después de esta temporada.

“Estamos muy ocupados ahora mismo tratando de definir quién va a jugar en determinado juego”, dijo Steinbrenner. “Pronto hablaremos (de la situación de Cashman), pero tenemos otras cosas de qué preocuparnos durante la campaña. En eso es que tenemos que están enfocados.

“Déjenme llegar a octubre — ojalá a finales de octubre, principios de noviembre— y ahí veremos. Eso es lo que (Cashman) tiene en mente y nosotros también”.

Steinbrenner también dijo que no ha hablado últimamente con Alex Rodríguez, quien se encuentra suspendido, pero que el club anticipa que el cañonero veterano regrese la próxima temporada. A Rodríguez le restarán tres años y 61 millones en su contrato cuando termine de cumplir su suspensión.

Versiones periodísticas especulan con la posibilidad de que el retiro de Bud Selig como comisionado del béisbol resulte benéfico para resolver el problema de la sanción a Álex Rodríguez

eldiariony.com