Con apagón en Broadway rendirán tributo a Lauren Bacall

Las luces de la Gran Vía Blanca se apagarán en tributo a la actriz
Con apagón en Broadway rendirán tributo a Lauren Bacall
Lauren Bacall debutó en teatro y después pasó al cine, donde hizo cerca de 40 películas.
Foto: Archivo

Las luces de la Gran Vía Blanca se apagarán esta noche durante un minuto de silencio en honor a Lauren Bacall, la actriz que falleció el martes a los 89 años. La causa de la muerte fue ataque al corazón. Broadway League, la organización que representa a actores y productores, anunció el homenaje a una de las últimas y verdaderas luminarias de Hollywood y Broadway.

Ciertamente, Bacall pertenecía a la era más especial de Tinseltown. Por eso en 2009 finalmente la Academia la reconoció con un Óscar por su “papel central en la época dorada de las películas”.

En 1997, fue nominada al Oscar, y ganó el Golden Globe, como Mejor Actriz Secundaria por la cinta “The Mirror has Two Faces”, donde compartió pantalla con Jeff Bridges y Barbra Streisand. En 1970 ganó su primer Tony con “Applause“, y en 1981 volvió a ganarlo con “All About Eve“, el musical basado en la cinta del mismo nombre y que protagonizó su amiga e ídola Bette Davis.

Bacall obtuvo muchos premios y homenajes. Pero uno le tocó muy de cerca el corazón: en septiembre de 2006 recibió el primer Katharine Hepburn Medal, que reconoce “a mujeres cuyas vidas, trabajo y contribuciones epitomizan la inteligencia, enfoque e independencia de la cuatro veces ganadora del Oscar”.

Como escritora, en 1980 obtuvo el prestigioso National Book Award por su autobiografía “Lauren Bacall by Myself”.

Betty Joan Perske nació el 16 de septiembre de 1924 en El Bronx, hija única de madre inmigrante rumana que pasó por Ellis Island y padre nacido en New Jersey de raíces polacas. A los 20 años debutó en la pantalla grande con “To Have and Have Not“. Ahí conoció a Humprey Bogart, con quien también apareció en Key Largo” y “Dark Passage“. Se casaron en 1945, y estuvieron juntos hasta la muerte de la estrella de “Casablanca” en 1957. Lo de Bacall era el género noir que le iba muy bien con su imagen sensual, magnética y misteriosa.

Bacall será recordada por sus casi 40 películas, su exitoso paso por las tablas, el matrimonio con el gran Bogart, y, por supuesto, esa voz ahumada, sexy y profunda. Una palabra en inglés la resume: sultry.

Se desconocen detalles de los funerales de la actriz.

marcela.alvarez@impremedia.com

Antes de llegar a Hollywood, Bacall fue modelo. De los “showrooms” de la Séptima Avenida fue descubierta siendo apenas una adolescente. A los 19 apareció en las páginas de Harper’s Bazaar, de la mano de la legendaria editora Diana Vreeland. Por ello, el Fashion Institute of Technology (FIT) anunció que la próxima primavera exhibirá cientos de prendas que la actriz donó al FIT y que están enfocados en cinco diseñadores que marcaron su estilo, según anunció Valerie Steele, directora del museo de FIT.

Habrá que esperar entonces para disfrutar de esta muestra que reunirá la sofisticación, estilo y gracia de Bacall, quien supo balancear lo femenino y delicado con un dash de masculinidad. Como lo hizo en su momento otra adelantada: Coco Chanel.