Si tiene diabetes cuide su boca

Es esencial que quienes padecen esta enfermedad tenga una buena salud oral
Si tiene diabetes cuide su boca
Aparte de tener una buena higiene bucal, se sugiere visitar a un dentista regularmente.
Foto: archivo.

PedroFrisneda

Cuando hablamos de diabetes tipo 2, y las complicaciones que pueden presentarse si no se controla la enfermedad, no referimos principalmente a la ceguera, amputaciones, fallas renales y problemas cardíacos.

Sin embargo, los que tienen diabetes, también corren alto riesgo de sufrir enfermedades bucales si no cuidan su salud oral.

Según explica la reconocida odontóloga Karent Sierra, el 13% de los latinos en Estados Unidos sufre de diabetes y son dos veces más propensos a desarrollar infecciones en la boca y problema serios con la salud de las encías.

“Uno de los problemas más severos es la pérdida de hueso y la enfermedad periodontal (de las encías)”, indica la dentista, quien es portavoz de Colgate Total.

La enfermedad periodontal puede causar infecciones graves que dañan las encías y los huesos de la mandíbula que sostienen a los dientes en su lugar. Esto no sólo hace muy doloroso el masticar, sino que puede producir la pérdida de los dientes.

También, agrega la doctora Sierra, los diabéticos están más propensos a padecer de algo que se llama xerostomía, cuando no producen suficiente saliva.

“Al tener resequedad en la boca, las personas están más propensas a tener más caries, porque no tiene la saliva que va a lubricar la boca”, dice la experta.

Entre otros problemas bucales que enfrentan los diabéticos, según el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacia, están una infección por hongos llamada candidiasis bucal y el aumento del nivel de glucosa en la saliva. La combinación de estos problemas podría resultar en aftas, unas pequeñas úlceras blanquecinas que aparecen en la boca y que son dolorosas.

“Sabemos que hay conexión entre la enfermedad periodontal y las enfermedades del corazón. Todo el sarro y las bacterias que se van acumulando en la boca también pueden ingresar en el torrente sanguíneo y se va acumulando en las válvulas del corazón”, alertó la doctora Sierra.

Para evitar todos estos problemas, la odontóloga recomienda a los hispanos con diabetes que mantengan la glucosa en la sangre bajo control, y que practiquen una buena higiene bucal, lo que implica cepillarse los dientes, por lo menos dos veces al día y usar hilo dental.

También recomienda tomar mucha agua y evitar las sodas, aunque sean dietéticas, porque éstas tienen ácidos y azúcares que permanecen en la boca y en el esmalte de los dientes, lo que contribuye a desarrollar caries y otros problemas.

“Estamos tratando de que los latinos tengan más educación sobre la salud bucal y lo importante que es visitar a su dentista regularmente”, sugiere la doctora Sierra.

La experta indica que las personas pueden comenzar con los chequeos en su propia casa, mirándose al espejo para detectar cualquier inflamación, enrojecimiento o sangrado en las encías