No botes esas latas

Unos $115 mil millones en comida en buen estado es tirada a la basura cada año en EEUU
No botes esas latas
Las fechas de vencimiento de las latas indican el tope cuando ese alimento ofrece su mejor calidad.
Foto: Shutterstock

¡Alto, no botes esa comida! Tal vez aún la puedas usar y ahorrar mucho dinero.

De acuerdo con el Servicio de Investigación y Seguridad Alimenticia del Departamento de Agricultura (USDA) cada estadounidense desecha más de 20 libras de comida cada mes. Este número representa alrededor de $115 mil millones de comida en buen estado tirada a la basura cada año, a nivel de los consumidores en los EE.UU.

Toma en cuenta los siguientes consejos, que te permitirán ahorrar, sin poner en riesgo tu salud.

Los alimentos enlatados: las fechas de vencimiento de las latas indican el tope cuando ese alimento ofrece su mejor calidad, según lo determinado por el fabricante.

Pero no significa que debas automáticamente tirarla a la basura luego de dicha fecha, ya que los alimentos enlatados comercialmente puedem mantenerse más allá de sus fechas.

Por ejemplo, los alimentos con baja acidez (low acid foods), como carne en conserva, pollo, pescado, guisos, sopas, verduras de hoja verde, frijoles, zanahoria, maíz, guisantes, papas, etc., pueden ser almacenados durante dos a cinco años.

Los de alto contenido de ácidos (high-acid foods), como los jugos enlatados, las frutas, los encurtidos, el tomate o la sopa de tomate, pueden conservarse de 12 a 18 meses.

Una fecha que siempre debe respetarse es la marcada en los envases de fórmula infantil. A diferencia de otros alimentos, la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) requiere que los preparados para lactantes tengan fecha de vencimiento.

No alimente a un bebé con fórmula después de la fecha de caducidad, debido a que ésta puede perder su valor nutritivo.

Los alimentos enlatados en casa no deben conservarse por tan largo tiempo. EL USDA recomienda utilizar estos alimentos dentro de un año de envasados.

Alimentos secos: los alimentos secos procesados comercialmente, como carnes jerk, son seguros a temperatura ambiente debido a su bajo contenido de humedad y procesamiento térmico adecuado. Otros alimentos secos, como por ejemplo, cubitos de caldo, mezclas de salsas, pastas, arroz y harina, son seguros por un tiempo muy largo.

Alimentos congelados: si están congelados, son buenos para usar. Las fechas en los alimentos congelados no son para la seguridad, ya que todos los alimentos congelados son seguros, debido a que las bacterias y otros patógenos no pueden crecer en la comida congelada en 0 °F (-17.8 °C) o menos.

Sin embargo los alimentos congelados pierden calidad en su sabor, color y textura. Los alimentos congelados tienden a secarse con el tiempo, lo que puede dar lugar a la creación de “quemaduras de congelador” (freezer burn), especialmente si queda aire atrapado dentro del paquete.

Alimentos refrigerados: carnes, aves, pescados, productos lácteos y las sobras de las comidas preparadas deberían ser seguros, saludables y de buena calidad si se guardan de forma adecuada y se mantienen a 40 °F (4.4 °C).

Cocine o congele bistecs o chuletas entre tres a cinco días de compradas; el pollo, la carne molida y el pescado, entre uno a dos días. Todas las sobras cocinadas deben consumirse o congelarse después de cuatro días. Utilice los huevos frescos dentro de un plazo de tres a cinco semanas; la leche dentro de una semana.

Para más información sobre cómo conservar los alimentos, visite:

http://www.usda.gov