Lou Gehrig: el pelotero que sufrió ALS

Jugó para los Yankees entre 1923 y 1939

Lou Gehrig fue una leyenda del béisbol, quien jugó con los Yankees entre 1923 y 1939.

Sin embargo su nombre ha estado en los tratados de ciencia médica por la misteriosa enfermedad que terminó su carrera y su vida.

Mientras coleccionaba títulos, el primera base del mejor equipo de la historia, empezó a ser afectado por una dolencia en sus articulaciones que los médicos de entonces no pudieron tratar.

Era el año 1938 y los números de aquella temporada de Gehrig ya no se parecían a sus 12 campañas anteriores. La única queja conocida del pelotero era que la fuerza en sus piernas había disminuido considerablemente.

Los médicos seguían buscando, sin hallar, una cura para el misterioso mal. Ya por entonces colocaba los números finales a su mítico récord de 2,130 juegos consecutivos, que aguantaría el paso del tiempo durante 56 años y por el que fue conocido como “El Caballo de Hierro”.

En 1939, Gehrig apenas pudo estar en ocho juegos con su equipo y el 2 de mayo en Detroit entregó como capitán del equipo el lineup. Era el final de una carrera mítica.

Apenas un mes después, la Clínica Mayo se arriesgó a diagnosticar el mal de Gehrig como Esclerosis Lateral Amiotrófica (ALS), una enfermedad tan poco conocida que desde entonces y hasta la década de los 80 se conoció como la “Enfermedad de Lou Gehrig”.

El deportista murió el 2 de junio de 1941.

LEE ADEMÁS:

¿Tiene sentido el reto del agua fría?

La ALS: Una enfermedad desconocida