Sube de nivel la incertidumbre en Argentina

El país propone cambiar la sede de pago de su deuda
Sube de nivel la incertidumbre en Argentina
La presidenta argentina, Cristina Fernández, el martes.
Foto: EFE

La incertidumbre económica en Argentina sube de nivel.

En la noche del martes la presidenta del país, Cristina Fernández, presentó un plan para modificar el conflicto que Argentina mantiene con los fondos buitre (los llamados holdouts) y que causó una involuntaria cesación de pagos con sus acreedores internacionales. Esta iniciativa permite finiquitar el contrato con el Banco de Nueva York, que es el intermediario por el que cobran los bonistas de la deuda argentina. Es decir, se hace un cambio de la “sede de pago” de la deuda.

Si se aprueba la ley, el pago ya no se realizará en Estados Unidos, sino en Argentina lo que implica un cambio de jurisdicción financiera.

Argentina se quitaría así de encima el bloqueo a la deuda ordenado por el juez estadunidense Thomas Griesa, quien impidió desde junio que el 92.4% de los bonistas que canjearon su deuda en 2005 y 2010 recibieran los pagos ya depositados en el banco.

El proyecto también prevé que los holdouts, que representan una pequeña parte del apenas el 7% por ciento de los acreedores que no aceptaron el canje, puedan sumarse, en caso de que acepten, a un canje similar al que negociaron el resto de los bonistas.

Aurelius, uno de los fondos que demandó a Argentina ante Griesa acusó ayer al Gobierno de ese país de buscar una “posición ilegal y fallida” con esta propuesta.

Al Gobierno le interesa que la propuesta sea aprobada antes del 30 de septiembre, fecha en la que vence el pago de $67 millones