Arranque en frío

Jornada escasa en goles, con escándalo arbitral y apagón en el Almería vs Espanyol

Daniel Parejo (der.) defiende la pelota ante el acoso de Grzegorz Krychowiak del Sevilla, en Estadio Sánchez Pizjuán.
Daniel Parejo (der.) defiende la pelota ante el acoso de Grzegorz Krychowiak del Sevilla, en Estadio Sánchez Pizjuán.
Foto: GETTY

El Sevilla y el Valencia empatraron ayer 1-1 en el arranque en frío de la Liga de española edición 2014-2015.

El partido arrancó con un Valencia que buscaba mimar el balón y ser el dueño del encuentro. El técnico Nuno Espíritu Santo confió en el mismo once que le dio la victoria ante el club italiano AC Milán en el Trofeo Naranja.

El equipo valencianista era el que gozaba de las mejores ocasiones, pero la primera vez que Sevilla llegó a puerta marcó gol, al minuto 44. Aleix Vidal remató a bocajarro ante Diego Alves, quien detuvo pero no controlo y terminó por encajar el 1-0.

En el segundo tiempo, los blanquinegros salieron dispuestos al empate y Lucas Orban igualó el encuentro en el minuto 87. Tras una gran combinación de Dani Parejo y Rodrigo Moreno, Orban terminó por rematar con el pecho para marcar el 1-1 definitivo.

El Málaga consiguió un agónico triunfo sobre el Athletic Club por 1-0 en La Rosaleda, donde el silbante del encuentro anuló un gol en los últimos minutos al guardameta de los visitantes, Gorka Iraizoz, que hubiera significado el empate.Por su parte, el portero mexicano, Guillermo Ochoa, no vio acción en el debut de los “boquerones” y se mantuvo en la banca, en su lugar estuvo el camerunés Idriss Kameni. Luis Alberto fue el encargado de darle la victoria al cuadro local al minuto 35.

El Granada remontó un partido difícil ante el Deportivo para ganar 2-1. Pese a llegar al descanso en ventaja gracias a un gol de Ricardo Cavaleiro, los coruñeses cedieron en el segundo ante el equipo andaluz.

Los goles tras el descanso de Rubén Rochina y del francés Jean Sylvain Babin fueron suficientes para que el equipo de Joaquín Caparrós empezara la temporada de la mejor manera ante un oponente al que se le vio, sobre todo en la segunda mitad, falto de ritmo y de individualidades para desequlibrar

eldiariony.com