Cinco pasos para: Arreglar una conexión a Internet

No importan los avances tecnológicos, mantener una conexión de internet fija durante 24 horas sigue siendo un problema común en el hogar. A veces es culpa del proveedor de internet y no tiene solución por parte del usuario. Pero en otras ocasiones hay cosas que puedes hacer para tratar de arreglar la conexión .

Puede ser bastante cómico, pero muchas veces la mejor forma de arreglar un problema es con un reset físico del router o el módem. Prueba a desenchufar el conector de electricidad, esperar 30 segundos y luego volver a enchufar. Al cortar la energía, los circuitos se reinician y se resuelven muchos problemas.

La mayoría de nuestros routers o modems están encendidos las 24 horas del día. Aunque pueden durar mucho así, siempre es mejor apagarlos cuando no los van a usar por mucho tiempo. Si te vas de tu casa por unos días de vacaciones, desenchufa el internet. Puedes prevenir problemas en el futuro.

Aunque uses conexiones wi-fi o de cable es buena idea reiniciar la señal de internet directamente de la computadora. A veces los problemas pueden llegar desde la conexión de tu máquina y no necesariamente del proveedor de internet o del router. En ese caso, es conveniente hacer el reset de la máquina.

Si has tenido tu router o módem durante muchos años o están en un lugar muy abierto y expuestos, es probable que sea hora de cambiar los cables. Como todo, estos cables también se deterioran con tiempo y un cambio rápido del cable o los splitters puede ayudar a conectarte mejor a internet.

Si el problema no es de hardware, es probable que sea de software. Todo módem o router tiene drivers, y estos a veces se corrompen o desactualizan. Asegúrate de que estén al día revisando el sitio web del fabricante. Tener un antivirus actualizado también puede provenir bloqueos o saturaciones.