Despiden a jovencita dominicana muerta en incendio en Manhattan

Melissa Méndez (15) será enterrada en Santo Domingo

NUEVA YORK – Un cálido y triste adiós le dieron familiares y amigos a Melissa Méndez, la joven de 15 años que, el pasado 18 de agosto, murió en un incendio en su edificio en Hamilton Heights. En el velorio, que se llevó a cabo en la funeraria Ortiz R G de El Bronx, la joven fue recordada como un ser alegre, que gozaba de ir a la iglesia, tocar el piano y cantar melodías de Bruno Mars.

Su padre Antonio Méndez, vestido con una guayabera blanca y pantalones negros, contó, antes de entrar al recinto, que aún no había visto el cuerpo de su hija y dijo sentirse devastado. “Ella era todo para mí. El dolor no sanará pronto”, manifestó.

También revivió el momento en que, debido al humo del fuego, dejó de ver a su hija el día del siniestro. Méndez contó cómo, al bajar del edificio en llamas, se dio cuenta de que la menor no estaba.

“Melissa me advirtió que el edificio se estaba quemando. Entonces le dije que huyéramos. Cuando llegamos a las escaleras ya todo estaba muy oscuro. Hubo un momento en que, mientras bajaba, miré hacia atrás y vi que ella ya no me seguía. Comencé a buscarla pero no la encontré. Pensando que había logrado huir, me colé por una salida de emergencia. Puedo decir que ella me salvó la vida”, relató el padre.

A la ceremonia asistieron amigas de Melissa, quienes estudiaban con ella en la escuela Manhattan Academy of Arts and Language. “Era una niña hermosa, cariñosa, era todo lo que una amiga debe ser. Recuerdo que le encantaba el grupo Five Seconds Summer y el cantante Bruno Mars”, expresó Valery Cabrera.

Vecinos y allegados a la familia también acudieron al recinto. Lucrecia Fabiano, vecina que por años vivió junto al edificio de la calle 136, dijo que habían estado recogiendo fondos en la empresa Chelsea Piers para ayudar a la familia. Por su parte, el tío de la joven, Pedro Méndez, indicó que la comunidad ha estado entregando donativos en la Iglesia Asunción, ubicada en East Harlem.

Después del velorio, familiares de Melissa viajarán a República Dominicana, donde la joven será enterrada. “Ella sólo llevaba tres años en Nueva York. Amaba Santo Domingo, amaba a su isla, y allí fue donde se hizo monaguilla. Sé que se estaba preparada para ir al cielo”, manifestó el progenitor. Los vuelos de la familia fueron pagados por la aerolínea Jet Blue y los servicios funerarios por un donante que aún no ha revelado su identidad.

El concejal demócrata Mark Levine también levantó un fondo para ayudar a los damnificados por la tragedia.

El incendio, que dejó a más de 60 familias sin hogar, fue ocasionado por un enchufe sobrecargado que estaba cercano a un mueble de madera, según voceros del Departamento de Bomberos de Nueva York. Ese día, se necesitaron 170 rescatistas para apagar el fuego, 10 de los cuales resultaron levemente heridos.