Arranca la NFL con el recuerdo del ‘Ave María’ de los Seahawks

La Semana 1 de la NFL está en puerta y se inaugurará con el clásico de la Conferencia Nacional del que saldrán chispas.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Arranca la NFL con el recuerdo del ‘Ave María’ de los Seahawks
Imagen del polémico touchdown con el que Seattle le ganó a Green Bay en un juego de 2012 que ayudó a cambiar la suerte de la franquicia.
Foto: Getty Images

La temporada 2014 de la NFL arranca el jueves en la noche en Seattle, ciudad de ruidosos aficionados y hogar de los Seahawks, una franquicia que en febrero pasado conquistó su primer Super Bowl al vapulear a Peyton Manning y los Broncos de Denver.

Los Seahawks alzaron su primer trofeo Vince Lombardi gracias a la eficiencia de su joven quarterback Russell Wilson, a la fuerza de su excelente unidad defensiva y a la astucia de su entrenador en jefe, Pete Carroll.

Pero también llegaron a la cúspide impulsadas por un aura de equipo milagroso, una mística de equipo del destino, y todo empezó el 24 de septiembre de 2012 en un partido de lunes por la noche contra el mismo oponente y en el mismo estadio donde hoy abrirá una nueva campaña.

Con su equipo abajo en el marcador por 12-7 y con tiempo para sólo una jugada más, el entonces novato Wilson lanzó un último pase desesperado a la zona de anotación desde la yarda 40. Esos pases son conocidos como ‘Ave María’ o ‘Hail Mary’ por obvias razones.

El defensivo de Green Bay, Sam Shields, se elevó en medio de una pila de jugadores con su salto y se quedó con el balón, pero mientras bajaba al terreno, el receptor Golden Tate le puso las manos encimas al ovoide y así, trenzados, cayeron al suelo.

Cabe recordar que en esos días los jueces regulares de la NFL se encontraban en paro laboral y la liga había echado mano de árbitros de reemplazo, muchos de ellos de pésimo nivel, sacados de juegos de preparatoria.

Un árbitro señaló pase incompleto; otro levantó los brazos para indicar el touchdown. El estadio explotó en locura, pues con esto último Seattle ganaba el encuentro. Hubo una larga revisión en los monitores pero la decisión del touchdown prevaleció y ganaron los Seahawks ante la molestia de millones de fanáticos, que en las repeticiones pudieron apreciar lo terrible de la decisión, además del flagrante empujón que Tate había cometido cuando el balón estaba en el aire.

Seattle nunca volvió a ser el mismo equipo después de ese final tan controversial. Asumieron una identidad de ganadores… a cualquier precio, y han ganado 26 de sus siguientes 34 partidos oficiales.

Esas imágenes de 2012 estarán en la mente de muchos esta noche durante el primer juego de una temporada en la que Seattle es uno de los favoritos para el título. Green Bay también es considerado uno de los candidatos.

Pero los desafíos suelen aumentar para los equipos que defienden el campeonato. Seattle vio partir a Tate, su emblemático receptor, como agente libre a Detroit, y otro receptor, Sidney Rice, quien se retiró.

Como sea, el equipo hizo un buen trabajo en mantener casi al mismo personal, sobre todo con el núcleo defensivo que incluye a los linieros Michael Bennett y Cliff Abril, el linebacker Malcolm Smith (el MVP del Super Bowl), el safety Earl Thomas y el hablantín pero impresionante esquina Richard Sherman.