Buscan la canasta de la esperanza

Equipos latinoamericanos definen en la última jornada su pase a la siguiente ronda del Mundial de Baloncesto FIBA 2014
Buscan la canasta de la esperanza
El alero de Puerto Rico, Renaldo Balkman.
Foto: EFE / Raúl Caro

La esperanza muere al último. Y ese será el tema en la última jornada de la fase de grupos para los equipos latinoamericanos que aún aspiran a colarse a los octavos de final del Mundial de Baloncesto FIBA España 2014.

Junto con Brasil y Argentina, los eternos gigantes del baloncesto Latinoamericano, el único que tiene su lugar seguro en la siguiente ronda es República Dominicana, que tuvo un gran inicio de torneo cosechando dos victorias luego de abrir la competencia con una digna derrota ante el difícil equipo de Ucrania.

De la mano del veterano alero Francisco García, Quisqueya continúa escribiendo historia en los entablados en su primera aparición en la copa del mundo desde la celebrada en Filipinas en 1978 en la que se ubicaron en la posición 12.

Los dominicanos se encaminan, en el cuarto puesto del Grupo C, para enfrentarse a Eslovenia, que marcha boyante en la punta del Grupo D.

El Caribe tendría a dos equipos en la ronda eliminatoria si Puerto Rico continúa su despertar con una segunda victoria consecutiva ante los duros de Croacia. Los boricuas llegaron al torneo con expectativas de llegar a las fases eliminatorias pero la baja de Carlos Arroyo, aunada a la baja de juego, los tienen al borde de la eliminación.

Su fuerza ha salido del corazón del veterano de mil batallas JJ Barea que se echó al equipo al hombro y anotó 30 puntos para conducir a los isleños a una muy necesitada victoria 77-73 sobre Filipinas. Así mantuvieron sus esperanzas con vida a falta de un partido para que concluya esta fase.

La prueba no será del todo fácil. El rival en turno es la poderosa Croacia, tercero en el Grupo B con marca de 2-2, también precisa de un triunfo para navegar seguro a la siguiente fase, donde los grandes retos continuarían ya se estarían enfrentando al que termine en primer lugar del Grupo A: España, anfitrión y favorito para ganar el torneo.

México de la misma manera se la estará jugando ante Corea del Sur por el último boleto disponible en el Grupo D que comanda la poderosa Eslovenia. Los aztecas se benefician de las bondades del torneo, que clasifica a los primeros cuatro de cada grupo.

Pero se deberán de emplear a fondo para estar seguros de colarse a los 16 grandes de la competencia, el principal objetivo del equipo mexicano que reaparece en un Mundial de baloncesto desde hace 40 años.

Un triunfo ante Corea significaría que México se sacó la rifa del tigre porque se afianzaría en el cuarto puesto de su sector, lo que lo cruzaría con el primero del Grupo C, ningún otro que el favorito y temible equipo de Estados Unidos.

Brasil se ha mostrado como uno de los equipos más sólidos del torneo y tiene su boleto para la segunda ronda. Es casi seguro que clasificará segundo en su grupo, a falta de un partido para definir esto. De ser así, jugaría con Croacia o Argentina.

Argentina, por su parte, va segunda en el Grupo B debajo de la sorprendente Grecia. De mantener el puesto, la siguiente ronda los enfrentaría a Serbia.