Di María brillante, hace olvidar a Messi

Argentina se cobra el desquite ante un campeón sin estrellas
Di María brillante, hace olvidar a Messi
Ángel Di María (d) fue la gran figura de Argentina, marcando un gol y asistiendo en los otros tres.
Foto: efe

Berlín

Una exhibición de Ángel Di María condujo a la nueva Argentina de Gerardo ‘Tata’ Martino, a cumplir la revancha de la final del pasado Mundial Brasil 2014 ante Alemania, a la que batió por 2-4 en el encuentro amistoso disputado en Düsseldorf.

Di María, que no pudo estar en la final de Brasil debido a problemas musculares, sentó cátedra. Marcó un gol y firmó las asistencias de los otros tres. Fue el jugador decisivo de una Argentina que no extrañó al ausente Lionel Messi.

El resultado puede resultar algo engañoso en un partido se mostró desde el comienzo bastante abierto, con muchas llegadas de parte de ambos equipos y en algunas de ellas con ocasiones claras.

En el minuto 7, el meta argentino Sergio “Chiquito” Romero se lució por primera vez en el partido al parar un remate a quemarropa de Mario Gómez, que había quedado sólo frente a él después de un gran pase de Christoph Kramer.

La otra seña de identidad del partido fue el trabajo de Di María por la banda derecha, que le dio muchos problemas a su marcador Erick Durm y que terminaría trayendo los dos primeros goles para Argentina.

El primero llegó en el minuto 21, cuando Di María le metió un pase al área chica al “Kun” Agüero que no tuvo problemas para batir a Neuer.

El segundo cayó en el minuto 40, con un centro de Di María desde la línea de fondo que aprovechó Erick Lamela para definir de zurda.

En el 47 un remate de cabeza de Federico Fernández en el 47, tras una falta lanzada desde la izquierda por Di María, trajo el segundo. Y en el 50 fue el propio Di María coronó su gran presentación en el 50 al marcar el cuarto con una vaselina por encima del cuerpo de Roman Weidenfeller que salió a cortar el ángulo