Kershaw amenaza con ganarlo todo

El zurdo de Dodgers es el más dominante de la Nacional
Sigue a El Diario NY en Facebook

Los Angeles

En una era en la que el bateo largo y corto se ha establecido, trayendo consigo su cargamento de carreras impulsadas, Clayton Kershaw ha impuesto su ley a base de efectividad.

Algunos seguidores del beisbol ¿se preguntarán qué es la efectividad? Es simple.

Es el promedio de carreras limpias permitidas por un pitcher basado en el número de carreras limpias recibidas por cada nueve innings.

Kershaw posee en estos momentos una efectividad de 1.70, que es producto de 32 carreras limpias toleradas en 169 innings un tercio. Eso significa que CK ha permitido menos de dos carreras limpias en nueve entradas. Algo fenomenal.

Sólo es cuestión de tiempo y de los trámites de rigor para que el lanzador estrella de los Dodgers lleve a su urna personal el tercer premio Cy Young en los últimos cuatro años.

Según encuestas, la mayoría de los seguidores del beisbol disfrutan de los cuadrangulares, pero para aquellos que saborean y exigen las delicias de un pitcheo de calidad, Kershaw ha sido la respuesta, a tal grado, que hoy en día hace de cada apertura todo un acontecimiento.

En su más reciente salida (el martes pasado), CK se convirtió en el primer pitcher que alcanza las 17 victorias en las Grandes Ligas esta temporada y redujo su efectividad a 1.70, la mejor del todo el beisbol.

Por si fuera poco, ponchó a ocho bateadores de los Nacionales de Washington, y con ello sobrepasó las 200 K’s por quinta campaña consecutiva, una racha sólo superada por las 6 de Sandy Koufax, otro de los monstruos de la lomita

eldiariony.com