Nicanor Parra a sus 100 años

El legendario creador de la antipoesía celebra su centenario
Nicanor Parra a sus 100 años
En 2011 Nicanor Parra recibió el Premio Cervantes.
Foto: Archivo

Estudió matemáticas, física e ingeniería, materias aparentemente distantes de la poesía, y consideró a Kafka su “maestro absoluto”. ¿Será por eso que a Nicanor Parra lo consideran el antihéroe de la poesía? En todo caso, este chileno universal nació el 5 de septiembre de 1914 en San Fabián de Alico, a más de 400 kilómetros al sur de Santiago. Es hijo de Nicanor Parra Parra, profesor de música, y Rosa Clara Sandoval Navarrete, cantante y guitarrista. Los Parra eran una familia de artistas. Violeta es la célebre autora de “Gracias a la vida” y “Volver a los 17“, y Roberto, compositor, poeta y dramaturgo, en 1971 se inspiró con “Las Décimas de la Negra Ester”, uno de los musicales más exitosos del teatro chileno.

En 1932 viajó a Santiago para estudiar en el Instituto Nacional Barros Arana (INBA), luego siguió con matemáticas y física en la Universidad de Chile. Su primer poemario, Cancionero sin nombre, apareció en 1935 y del que renegó más tarde por la influencia que tenía de Federico García Lorca. Lo llamó “un pecado de juventud”. En 1943 viajó a Estados Unidos para hacer un posgrado en mecánica en la Universidad de Brown. En 1949, ganó una beca y viajó a Reino Unido para hacer un doctorado de cosmología en la Universidad de Oxford, que nunca terminó porque dejó las matemáticas y abrazó la poesía.

Su segundo libro, Poemas y antipoemas, escrito durante sus días ingleses, se publicó en 1954 e incluye su icónico “Soliloquio del individuo“.

Parra integra “el club de grandes” de la poesía chilena del siglo XX: Gabriela Mistral, Pablo de Rokha, Pablo Neruda y Vicente Huidobro. Ha sido nominado, y se le ha negado, en varias ocasiones al Premio Nobel de Literatura. Pero el antipoeta lo ha tomado con suavidad: “El Nobel! El Nobel! Esto ya parece el cuento del lobo…”.

marcela.alvarez@impremedia.com

El autor de “2666” y “Los Detectives Salvajes” dijo de Nicanor Parra: “El que sea valiente que siga a Parra. Sólo los jóvenes son valientes, sólo los jóvenes tienen el espíritu puro entre los puros. Pero Parra no escribe una poesía juvenil. Parra no escribe sobre la pureza (…) Parra escribe como si al día siguiente fuera a ser electrocutado”.

En 1935 aparece su primer trabajo “Gato en el camino”, mientras estudiaba en la universidad. Luego siguieron

La cueca larga (1958), Versos de salón (1962), Manifiesto (1963), Canciones rusas (1967), Obra gruesa (1969), Artefactos (1972), Sermones y prédicas del Cristo del Elqui (1977), Poesía política (1983) y Hojas de Parra (1985).

  • Premio Municipal de Poesía de Santiago, en 1938 y 1955
  • Premio Nacional de Literatura 1969
  • Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda 2012
  • Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo 1991
  • Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 2001
  • Premio Cervantes 2011