Una de cada diez niñas es víctima de acto sexual forzado

Unicef compartió los resultados de un estudio que contiene información de 190 países
Una de cada diez niñas es víctima de acto sexual forzado
La mitad de adolescentes justifican la violencia de un padre hacia la madre.
Foto: Archivo

El informe “Ocultos a plena luz”, presentado por Unicef, detalla un problema de género que existe en el mundo el cual permite que una de cada diez niñas o adolescentes sea víctima de algún tipo de acto sexual forzado.

Con información de 190 países, el documento sobre el abuso infantil contiene la mayor información de datos sobre el tema que existe hasta ahora.

También detalla el informe que la mitad de las adolescentes justifican la violencia doméstica.

Amplía al respecto la agencia EFE:

“El documento busca aportar datos para que los Gobiernos adopten decisiones. “No sólo tenemos el poder de actuar, sino también el poder de la información”, afirmó la jefa de la unidad de Protección Infantil de Unicef, Susan Bissell, durante la presentación del informe en la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

El documento, de 206 páginas, indica, entre otros datos, que cerca de 120 millones de niñas o adolescentes (menores de 20 años), o una de cada diez, han sufrido relaciones sexuales a la fuerza y una de cada tres adolescentes casadas entre los 15 y los 19 años ha sido víctima de violencia emocional o física de parte de su pareja.

En naciones como en la República Democrática del Congo y Guinea Ecuatorial, la violencia de parte de la pareja se eleva al 70%.

“En algunos países, hay un número mayor de personas que justifica la violencia del marido contra la esposa que el castigo físico de los niños”, dijo la coordinadora del informe, Claudia Cappa.

Los datos, que muestran el panorama “impactante” del abuso físico, sexual y emocional que sufren los menores, sostiene que en la quinta parte de los homicidios en todo el mundo las víctimas son menores de 20 años, con un total de 95.000 fallecidos en 2012.

“El homicidio es la primera causa de muerte entre los hombres de 10 a 19 años en Panamá, Venezuela, El Salvador, Trinidad y Tobago, Brasil, Guatemala y Colombia”, sostiene el informe.

También señala que tres de cada diez adultos en todo el mundo creen que el castigo físico es necesario para criar bien a los niños.

En 58 países, el 17% de los menores sufre “graves formas de castigo físico“, un nivel que llega al 40% en naciones como el Chad, Egipto o Yemen.

También establece que cerca de la mitad de todas las adolescentes entre los 15 y 19 años cree que está justificado que un marido golpee a su esposa “en determinadas circunstancias”.

Pero esa proporción se eleva al 80% en países como Afganistán, Guinea, Jordania, Mali y Timor Oriental.

“¿Tiene que ser el mundo de esta forma? ¿Tiene que haber toda esta violencia?”, se preguntó Bissell. “No hay acto violencia que sea inevitable”, insistió.

El informe analiza también el acoso escolar que sufren los menores y establece que afecta “sistemáticamente” a uno de cada tres estudiantes en todo el mundo con edades comprendidas entre los 13 y 15 años. En Samoa es aún más: tres de cada cuatro estudiantes.

“Son datos incómodos, ningún gobierno o padre querría verlos”, afirmó el director ejecutivo de Unicef, Anthony Lake, quien no pudo estar presente en el acto, por gripe, y su declaración fue leída por la directora ejecutiva adjunta, Geeta Rao Gupta.

“La violencia contra los niños se produce todos los días, en todas partes. Y al mismo tiempo que perjudica a los niños como individuos, también desgarra el tejido social, y socava la estabilidad y el progreso“, agregó Lake en su declaración.”