Tímida recuperación del empleo en 2015

Periodista radicado en Brasil, escribe sobre temas variados en su blog

Guía de Regalos

Tímida recuperación del empleo en 2015
Muchos hispanos trabajan en la construcción de edificios en Nueva York.
Foto: Humberto Arellano / EDLP

Indica la OCDE que, en el próximo año, el desempleo se mantendrá por encima de los niveles previos a la crisis en la mayoría de los países comprendidos en la región de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, a pesar de una ligera disminución en el resto de 2014 y de 2015.

París, Francia / BC, SC, Brasil.- Las Perspectivas del Empleo 2014, denominación de documento confeccionado por la OCDE, dice que los índices de desempleo en promedio disminuirán ligeramente en los próximos 18 meses, del 7.4% a mediados de 2014 a 7.1% al final de 2015.

Números concretos

Casi 45 millones de personas están sin trabajo en los países de la OCDE, 12.1 millones más que antes de la crisis. A nivel mundial, se estima que 202 millones de personas están desempleadas, y muchas más con trabajos precarios y mal pagados.

El análisis, también ahonda el impacto de la crisis sobre los salarios. Ha encontrado que el incremento del salario real ha llegado a un virtual estancamiento desde 2009 y en realidad los salarios han caído en varios países entre 2% y 5% por año en promedio, incluso en Grecia, Portugal, Irlanda y España.

Dificultades para trabajadores

Esta desaceleración se ha extendido de manera bastante constante a través de la distribución del ingreso. Sin embargo, el crecimiento más lento de los salarios reales y recortes salariales en algunos casos, da como resultado dificultades para los trabajadores de bajos salarios, advierte el informe.

“Los gobiernos alrededor del mundo, incluyendo las principales economías emergentes, deben enfocarse en fortalecer el crecimiento económico y la forma más efectiva es a través de reformas estructurales para mejorar la competencia en mercados de bienes y servicios. Estas impulsarán la inversión, la productividad, los empleos, los ingresos y el bienestar”, dijo el Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría.

Recomendación

Los responsables políticos deben asegurarse que cualquier ajuste en los sueldos no esté concentrado en los bajos salarios. Esto también es relevante en los países donde el desempleo se ha reducido drásticamente desde la crisis, como Alemania y los Estados Unidos, donde la proporción de trabajadores de bajos salarios supera al promedio de la OCDE y afecta a una quinta y cuarta parte de los trabajadores, respectivamente.

Sigue preocupando

El desempleo de largo plazo probablemente ha alcanzado su pico, pero sigue siendo una preocupación importante, dice el documento. Poco más de 16 millones de personas, más de uno de cada tres de los desempleados, habían estado sin trabajo durante 12 meses o más en el primer trimestre de 2014, casi el doble que en el inicio de la crisis.

En los países más afectados, particular en el sur de Europa, esto ha conducido a un aumento del desempleo estructural que no se revertirá automáticamente por un repunte en el crecimiento económico, señala la OCDE. Los responsables políticos deben priorizar los esfuerzos para ayudar a que los desempleados de largo plazo vuelvan a trabajar a través de programas de asistencia más personalizada de búsqueda de empleo y capacitación.

Nuevo marco

Un nuevo marco para la evaluación de la calidad del empleo, contemplando en particular los niveles de ingresos y la distribución, la seguridad laboral y la calidad del ambiente de trabajo. Revela amplias diferencias entre países y entre grupos socioeconómicos.

Otra dimensión

La calidad del empleo es la estabilidad del contrato de trabajo. En particular, se necesitan esfuerzos para hacer frente a la brecha en la protección laboral entre trabajadores fijos y temporales. Los trabajos temporales a menudo no son un trampolín automático a un trabajo permanente. En Europa, por ejemplo, menos de la mitad de los trabajadores temporales en un año dado tenía contratos indefinidos de tiempo completo tres años más tarde.

Entre países; con el desempleo cayendo, pero manteniéndose demasiado alto en España (alrededor del 24%) y Grecia (alrededor del 27%). La zona euro verá caer el desempleo al 11.2% al final de 2015, de 11.6% a mediados de 2014, y arriba del 10% en Italia, Portugal, República Checa y Eslovenia. Se prevé que el desempleo descienda por debajo del 5% para finales de 2015 en Austria, Alemania, Islandia, Japón, Corea, México, Noruega y Suiza.