¿Qué hacer cuando el bebé tiene fiebre o hipotermia?

Los cambios de temperatura en el bebé son síntoma de un problema de salud que es preciso atender de inmediato
Sigue a El Diario NY en Facebook
¿Qué hacer cuando el bebé tiene fiebre o hipotermia?
Es importante que conozcas el comportamiento habitual de tu bebé para determinar si su tempertura ha comenzado a cambiar.
Foto: Shutterstock

Cuando tenemos en casa un bebé de entre entre 0 y 3 años de edad, nos puede preocupar especialmente que presente alteraciones en su temperatura corporal, sobre todo cuando no sabemos a qué se debe, qué tan peligroso puede ser y cómo debemos actuar ante tal situación.

La doctora Adriana López Zárate explica: “Es muy común que en los niños pequeños se presenten alteraciones en la temperatura corporal, ya que suelen ser la respuesta del organismo contra alguna enfermedad, padecimiento o condición ambiental. Es importante que los padres tengan presente que la temperatura corporal adecuada en un niño de 0 a 3 años es de 36.5 a 37°C (97.7 a 98.6°F). Se considera fiebre cuando la temperatura rectal se ubica entre los 38°C (100.4°F) y hasta los 40°C (104°F). Mientras que se llama hipotermia cuando es inferior a los 35.5°C (95.9°F)”.

La especialista explica las principales razones en los cambios de la temperatura corporal:

Fiebre: Generalmente es la respuesta del cuerpo a una infección, puede ser en vías respiratorias, vías urinarias o gastrointestinales, sistema óseo, así como ir acompañada de padecimientos como resfriado común, neumonía, influenza estacionaria, tuberculosis, bronquitis. También se puede presentar como reacción luego de que el chico haya recibido alguna vacuna.

Hipotermia: Además de ser ocasionada por el frío extremo, existen otras condiciones que favorecen el descenso en la temperatura corporal, como el mal funcionamiento de los mecanismos cerebrales de termorregulación del cuerpo, que están asociados a enfermedades como hipertiroidismo, insuficiencia hepática y/o renal o como respuesta a lesiones cerebrales: infartos o tumores. También se puede manifestar debido a que se padece de una malnutrición grave. En todos los casos, si el menor no es atendido de manera inmediata, los órganos vitales corren el riesgo de colapsarse debido a la falta de calor y llegar a provocar hasta la muerte.

Adriana López Zárate comenta que hay que estar atento a las señales de alarma que son motivo para que el pequeño reciba atención médica de manera inmediata. En el caso de la fiebre, es importante estar alerta si el bebé tiene la piel enrojecida debido al incremento de la temperatura o está irritable.

Además, agrega que para el caso de la hipotermia, las señales de alarma son si el bebé presenta un aumento de su frecuencia respiratoria y cardiaca, pierde movilidad de sus manos y pies o presenta movimientos lentos, torpes o descoordinados.

“Si se encuentra pálido y sus labios, orejas y las puntas de los dedos comienzan a ponerse azules, es señal de peligro inminente. Es necesario acondicionarle, inmediatamente, un ambiente cálido para que pueda recuperar su temperatura normal rápidamente. Es muy importante conocer la conducta habitual del niño para identificar los cambios en su comportamiento por el alza o descenso en su temperatura. Por ello, cuando se sospecha que tiene fiebre o hipotermia, un primer paso es tomar la temperatura del menor”, concluye la experta.

En ambos casos, es preciso hacer la consulta al pediatra para recibir indicaciones respecto a lo que se debe hacer debido a la condición de salud del pequeño, así como no dudar en llevarlo de modo inmediato a un hospital en caso de presentar los síntomas antes mencionados.

Colaboración de Fundación Teletón México

“La empatía: Nos hace vivir el sentir ajeno”

Bojorge@teleton.org.mx