Apasionada de la ingeniería química

Terrihannah Hammond Soto busca interesar a los pequeños en las carreras STEM

La joven de origen puertorriqueño Terrihannah Hammond Soto.
La joven de origen puertorriqueño Terrihannah Hammond Soto.
Foto: Gerardo Romo.

Nueva York. — Terrihannah Hammond Soto, de padre norteamericano y madre puertorriqueña, es una destacada estudiante de Ingeniería Química en la New York University Polytechnic School of Engineering, en Brooklyn, que desde pequeña supo que su pasión era investigar y estar en los laboratorios.

Hammond Soto recuerda que cuando niña le gustaba jugar con lombrices, recolectar piedras y armar Legos lo que la hizo relacionarse, sin saberlo, con la ciencia y la ingeniería.

Precisamente las carreras en el campo de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) son las de mayor demanda y mejor paga en los Estados Unidos. Cifras del gobierno apuntan a que en el 2018 Estados Unidos tendrá un déficit de 230,000 trabajadores en este campo y la representación hispana continúa siendo muy baja.

¿Cómo descubriste tu pasión por la Ingeniería Química?

Comencé a notar que la Ingeniería Química era lo mío cuando entré a décimo grado en el colegio. Tuve una clase de Bioquímica y me fue muy bien. Después entré a un club de robótica y entonces supe que ya tenía un lugar en la vida.

¿Qué cualidades se tienen que tener para estudiar Ingeniería Química?

La gente piensa que uno tiene que ser muy inteligente para estudiar algo así. Sin embargo, no creo que eso sea cierto. Pienso que mientras uno practique y estudie se puede ser exitoso.

Aunque digan, por ejemplo, que las matemáticas son difíciles, hay que recordar que no hay un solo problema que no tenga solución. A menos de que éstos sean indefinidos, pero aún así existirá una respuesta.

¿En tu experiencia qué fue lo más difícil?

Creo que es muy difícil estudiar matemáticas porque no sólo se tiene que estudiar, se tiene que practicar. Creo que la ingeniería se trata de eso, de practicar. Tengo hermanos pequeños en casa y trato de que ellos se inspiren con la ingeniería.

¿La presencia de latinos está creciendo en estas carreras?

En ingeniería no hay muchos latinos, las mujeres hispanas dentro de los programas somos una minoría. Sin embargo, cada vez somos más.

¿Y qué piensas hacer en el futuro?

No estoy segura de lo que quiero hacer. La ingeniería química es muy amplia y podría irme por el sector de energía o por el de medicina o por el de biotecnología.

Además, trabajas en un taller para niños en Harlem, cuéntanos de esa experiencia.

Mi tía y yo ayudamos con un proyecto de ingeniería para niños en Harlem. Los instamos a que usen legos, a que creen motores y diferentes cosas. Son los primeros pasos de la ingeniería. Los niños no se dan cuenta de que están haciendo ingeniería cuando usan Lego. Este año nos enfocamos en la idea ‘alivio de desastres’ y les dimos a los grupos de niños propuestas de cómo prevenir desastres en hogares y en el medio ambiente. Es lindo ver lo que crean, son increíbles