Es poca la asistencia legal para niños centroamericanos

El sector público y privado hacen esfuerzos por asistirles, pero resultan insuficientes

Es poca la asistencia legal  para niños  centroamericanos
Niños que han cruzado ilegalmente la frontera están detenidos en una estación de la Patrulla Fronteriza de McAllen, Texas.
Foto: archivo

A pesar de los recientes esfuerzos del sector privado, fundaciones y gobiernos en recabar o destinar fondos para abogados y programas legales que asistan a los niños y familias migrantes centroamericanas a presentar sus casos, la inmensa mayoría aún no tiene representación legal, indicaron expertos en el tema.

“Todas las iniciativas que se están llevando a cabo son fantásticas”, dijo Megan McKenna, portavoz de KIND, (Kids in Need of Defense), una organización sin fines de lucro que desde hace años coordina y entrena a abogados privados para hacer este trabajo. “Pero ante la actual crisis, calculamos que entre el 70 y el 90% de los niños no tendrán un abogado de su lado cuando tengan que acudir a la corte”.

En lo que va del año fiscal 2014, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) he reportado el arresto de más de 66 mil niños que cruzan la frontera sin padres o representantes y otras tantas familias, casi todas madres con menores.

Una buena parte de lo recabado hasta ahora para ofrecerles asistencia legal o lo que se está gestando tanto público como privado está ocurriendo en California. El estado ha designado $3 millones de su presupuesto para otorgar becas a organizaciones o programas que ayuden a estos niños.

Los esfuerzos privados también han sido significativos. La California Community Foundation (CCF) creó un fondo llamado “Fondo de Alivio a los Niños” donde se aceptan donaciones y desde ahí se están canalizando fondos de otras fundaciones (www.calfund.org/OurChildren).

Por el momento, los esfuerzos públicos de ciudades y estados han sido fragmentados y han surgido lentamente. Organizaciones de abogados y abogados privados han organizado asistencia pro-bono para esta población, pero esto no es algo que hasta ahora se haya contabilizado en una cifra ni tampoco sistematizado nacionalmente, aparte del trabajo que ya realiza KIND, que ha entrenado a miles de abogados privados a lo largo de los años para hacer este trabajo