Más de 12 casos reportados de Enterovirus D68 en NY

Los pacientes del Enterovirus D68 se concentran al norte de NY, principalmente, en Albany

Oficiales de salud en Nueva York emitieron una alerta el viernes luego de que se reportaran más de una docena de casos del Enterovirus respiratorio D68 (EV-D68) en el estado.

Los casos se concentran al norte, principalmente, en Albany, lo que convierte al estado en el primero de la costa Noreste con casos confirmados de la enfermedad.

Hasta principios de semana, el organismo, que forma parte de la familia de virus del resfrío común, había afectado a pacientes en Georgia, Colorado, Missouri, Illinois, Kentucky, Iowa, Kansas, Kentucky, Carolina del Norte, Ohio y Oklahoma.

Entre mediados de agosto y septiembre 12 de este año, 97 personas fueron diagnosticadas oficialmente con el virus en seis estados, según cifras de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Hay más de 100 tipos causantes de unos 10 millones a 15 millones de infecciones en Estados Unidos cada año, de acuerdo con el CDC. Sin embargo, este en particular ha provocado un alto número de hospitalizaciones de menores en ese periodo.

La oficina estimó que el número de hospitalizaciones podría ser aún mayor, ya que los casos se han disparado por el inicio de clases.

De acuerdo con la oficina, los niños y adolescentes son los más vulnerables al EV-D68 por la debilidad en su sistema inmunológico. Los menores con padecimientos de asma también presentan más riesgo de contagio.

“Dado que no hay tratamiento específico o vacuna contra el virus, nuestra mejor defensa es prevenirlo con una buena higiene”, dijo mediante comunicado el comisionado de Salud del estado, Howard Zucker.

“Es importante que usemos nuestro sentido común para prevenir la propagación del virus, como hacemos con el flu y otras enfermedades contagiosas”, agregó el funcionario.

Los síntomas del EV-D68 incluyen diarrea, vómitos, enfermedades respiratorias, fiebre alta, erupción cutánea de color rojo e irritabilidad.

Lavar las manos con agua y jabón por 20 segundos, especialmente luego de cambiar pañales.

Evitar tocarse los ojos, nariz y boca con las manos sucias.

Evitar los besos, abrazos y la compartición de vasos y utensilios con los enfermos.

Desinfectar con frecuencia las superficies, juguetes y picaportes.