Enfermeras de NY no dan abasto con los pacientes

Reclaman para que se apruebe una ley estatal que reduciría el número de enfermos que deben atender en hospitales públicos

Enfermeras de NY no dan abasto con los pacientes
Las enfermeras protestaron frente a la Asociación de Hospitales del Gran Nueva York, en Manhattan.
Foto: Mariela Lombard / El Diario

Nueva York — Unas 1,500 enfermeras de todo el estado de Nueva York reclamaron la aprobación de un proyecto de ley que reduciría la cantidad de pacientes que deben atender en hospitales públicos y casas de ancianos. Lo hicieron en una protesta frente a la Asociación de Hospitales del Gran Nueva York (GNYHA) en Manhattan, que se opone a la ley.

Desde que la propuesta Safe Staffing for Quality Care Act fue introducida en la legislatura estatal en 2012, patrocinada por el asambleísta Richard Gottfried (D-Manhattan) y el senador Kemp Hannon (R-Garden City), GNYHA la ha rechazado firmemente.

“En nuestros hospitales las enfermeras estamos al cuidado de más pacientes de los que podemos atender, no nos damos abasto”, dijo la puertorriqueña Grace Ramos (46), empleada de Brooklyn Hospital Center. “Son inaceptables estas condiciones de trabajo”.

El proyecto de ley apoyada por la New York State Nurses Association (NYSNA) y New York State Public Employees Federation (PEF), exigiría una enfermera asignada a un sólo paciente en la sala de operaciones, unidad de trauma, unidad de cuidados intensivos y unidad materno/infantil durante la segunda y tercera etapa del parto.

También, una enfermera para un mínimo de dos pacientes durante la primera etapa del trabajo de parto y unidades postanestesia; una enfermera para tres pacientes en preparto, pediatría y telemetría; una enfermera a cuatro pacientes en unidades de cirugía y psiquiatría; una enfermera por cada cinco pacientes en la unidad de rehabilitación; y una enfermera a seis pacientes en la unidad de neonatos.

“Actualmente, en nuestro estado, las enfermeras en algunas instalaciones están obligadas a cuidar de 10, 15, incluso 20 pacientes a la vez. Es un riesgo para el paciente”, dijo Judy Sheridan-González, presidenta de NYSNA y enfermera en Montefiore Medical Center. “Es por ello que estamos luchando por una adecuada proporción entre el personal de enfermería y los pacientes que requieren cuidado médico”.

Por su lado, GNYHA dijo que “reconoce la responsabilidad de los hospitales para proporcionar atención de calidad al paciente y apoya plenamente los mecanismos actuales que cumplen con los estándares de atención”. La asociación destacó que los requisitos arbitrarios de un mínimo de personal por paciente podrían llevar al cierre de algunas unidades de enfermería debido a la escasez de personal debidamente entrenado.

La agencia apuntó que varios hospitales reportan tener dificultad en reclutar enfermeras entrenadas para los servicios de urgencia y quirófano. Además, muchas se jubilarían en 5 o 10 años y, con poco personal con experiencia para atender áreas críticas, los hospitales del estado enfrentarían un agudo incrementó de vacantes en los próximos años.