Mejores y peores ciudades para comprar un auto usado

Si la economía no da para un auto nuevo, elige la mejor ciudad para adquirir tu modelo

No siempre uno puede comprar un auto nuevo. Muchas veces la economía o el crédito no permite adquirir un flamante 0 millas. Pero siempre hay alternativas para movilizarse y los autos usados son una de ellas. ¿Dónde están las mejores ofertas para ellos? Veamos.

Si vives en el Condado de Miami-Dade o en Ft. Lauderdale, no tendrás problemas en conseguir buenas compras: 27% de los autos usados en esa zona tienen un precio por debajo del valor de mercado.

El área de Sacramento es la región del país con el menor número de buenas ofertas en autos usados.

  • Miami-Ft. Lauderdale, FL. Porcentaje de buenas ofertas en autos usados: 27.4%
  • Cleveland-Akron (Canton), OH. Porcentaje de buenas ofertas en autos usados: 23.1%
  • New York, NY. Porcentaje de buenas ofertas en autos usados: 23%
  • Detroit, MI. Porcentaje de buenas ofertas en autos usados: 21.8%
  • Tampa-St. Petersburg (Sarasota), FL. Porcentaje de buenas ofertas en autos usados: 21.5%
  • Hartford and New Haven, CT. Porcentaje de buenas ofertas en autos usados: 21.3%
  • Orlando-Daytona Beach, FL. Porcentaje de buenas ofertas en autos usados: 21.2%
  • Chicago, IL. Porcentaje de buenas ofertas en autos usados: 19.6%
  • Boston, MA-Manchester, NH. Porcentaje de buenas ofertas en autos usados: 19.6%
  • Columbus, OH. Porcentaje de buenas ofertas en autos usados: 19.3%

Dos de las áreas en las que es más fácil encontrar una buena oferta en un auto usado se encuentran en Ohio, mientras que la ciudad de Nueva York, Hartford y New Haven, Connecticut, Boston, Massachusetts y Manchester, Nueva Hampshire, son los mejores lugares en el noreste para encontrar un buena oferta en un auto usado.

Florida cuenta con tres ciudades en las que es fácil encontrar una buena oferta de autos usados.

Aunque la mayoría de la gente piensa en Detroit como el lugar de nacimiento de los autos nuevos, casi el 22% de los carros de segunda mano no están listados a un precio al menos un 10% por debajo de su valor de mercado.

Más del 19% de los autos usados se encuentran en venta en Chicago con buenas ofertas.

Además del área de Sacramento, San Diego y el Área de la Bahía en California tienen algunas de las proporciones más bajas de buenas ofertas de automóviles usados.

Portland, Oregon y Seattle están también desiertos para los compradores de autos usados en busca de buenas ofertas.

  • Sacramento-Stockton-Modesto, CA. Porcentaje de buenas ofertas en autos usados: 10.7%
  • Portland, OR. Porcentaje de buenas ofertas en autos usados: 11%
  • Seattle-Tacoma, WA. Porcentaje de buenas ofertas en autos usados: 12.8%
  • Raleigh-Durham (Fayetteville), NC. Porcentaje de buenas ofertas en autos usados: 12.9%
  • Denver, CO. Porcentaje de buenas ofertas en autos usados: 13.7%
  • Kansas City, MO. Porcentaje de buenas ofertas en autos usados: 13.9%
  • San Diego, CA. Porcentaje de buenas ofertas en autos usados: 13.9%
  • San Francisco-Oakland-San Jose, CA. Porcentaje de buenas ofertas en autos usados: 14.3%
  • Indianapolis, IN. Porcentaje de buenas ofertas en autos usados: 14.5%
  • San Antonio, TX. Porcentaje de buenas ofertas en autos usados: 14.9%

Los compradores en Raleigh-Durham, Denver, Kansas City, Missouri, Indianapolis y San Antonio completan las 10 peores ciudades para encontrar una oferta en un auto usado.

Las ciudades con el menor porcentaje de ofertas tienden a ser de la parte occidental del país y ocupan seis de los 10 primeros puestos con tres de esas ciudades en California.

Las diferencias de precios podrían venir de una combinación de factores, como las condiciones del mercado, la dinámica de la competencia y la demanda local y las preferencias.

Una cosa a destacar es que sólo toma los precios de cotización de los autos usados, no el precio final de la transacción.

Así que mientras más autos en Chicago tienen un precio por debajo del valor de mercado que en San Diego, no podemos decir si los vendedores de San Diego son flexibles en su negociación, lo que permite que los compradores paguen un precio más bajo al final.