Tricolor mexicano vibra en Manhattan (fotos)

La comunidad mexicana es la tercera más numerosa de la ciudad

Guía de Regalos

Tricolor mexicano vibra en Manhattan (fotos)
El Diario siempre ha apoyado la celebración del desfile.
Foto: Víctor Matos

Nueva York-“!Levanten la mano si son mexicanos!”. Los cientos de asistentes al Desfile Mexicano de la Avenida Madison de Manhattan hicieron caso a la instrucción de inmediato. Además bailaron con los corridos, las cumbias y la música de banda. También cantaron rancheras clásicas como “El Rey” y “Cielito Lindo” y se divirtieron de los lindo con el espectáculo de colores que desfiló ante sus ojos. La alegría fue contagiosa, el clima inmejorable y quedó claro que México vibra en la Gran Manzana.

Según la presidenta del desfile, Patricia Hernández, este año participaron más de una docena de carrozas y cerca de mil artistas se vistieron con los trajes de carnaval de los diferentes estados del país Azteca y salieron mostrar su orgullo en una de las principales arterias de Nueva York.

“Muy contenta de ver cuántos compatriotas salieron este año a compartir nuestro orgullo y a disfrutar de nuestro folklore y nuestra cultura”, dijo Hernández quien fue una de las fundadoras del desfile que empezó hace 20 años. “Una de las necesidades más urgentes de nuestra comunidad es la reforma migratoria, por eso siempre recordamos esta problemática al inicio de cada evento”, agregó.

Y aunque el evento empezaba a las 12 del medio día en la calle 38 muchos de los asistentes prefirieron llegar más temprano para lograr una buena ubicación. Algunos armados con sus tamales y tortillas mientras esperaban el inicio. Tanto en las filas de espectadores como en las delegaciones del desfile hubo decenas de niños, todos muy sonrientes y muchos ataviados con trajes y sombreros típicos.

Poco a poco las calles se fueron inundando de paisanos vestidos con el tricolor Nacional -verde, blanco y rojo- hasta su culminación en la calle 27. Las casi diez calles que abarcaron el evento confirmaron que la comunidad mexicana está creciendo y fortaleciéndose a paso agigantado.

Según los datos más recientes de la alcaldía de Nueva York, dados a conocer en diciembre del 2013, la comunidad mexicana es la tercera más numerosa después de los dominicanos y los chinos. En total hay 186,300 residentes provenientes del país Azteca, en un incremento del 52% en los últimos 10 años.

“Muy contenta compartiendo con mi comunidad y no me sorprende ver la asistencia ya que para el 2020 seremos la comunidad más numerosa de Nueva York”, dijo la Embajadora y Cónsul General de México en Nueva York, Sandra Fuentes mientras caminaba al frente del desfile.

Lo que si sorprendió es que ningún político local se hizo presente en el evento. Ni siquiera los de origen mexicano. Directivos del desfile especularon que la ausencia se debió a otros dos eventos de la comunidad en Queens y New Jersey y a la Marcha por el Medio Ambiente realizada también en Manhattan.

La que sí estuvo presente fue la carroza de El Diario amenizada por la cantante veracruzana Yolanda Leticia y con la presencia de la reina mexicana elegida por la publicación, Vanessa de la Vega. “Es mi primer desfile como reina compartiendo con mi comunidad y estoy muy orgullosa y emocionada”, dijo la joven oriunda de Cuautla, Morelos.

Sin duda los bailarines con los trajes de carnaval de los diferentes estados fueron el centro de atracción. Se destacaron por su colorido el Ballet Riviera Maya, compuesto por 47 artistas que bailaron al ritmo del folklore del estado de Jalisco. “Tenemos unos 17 niños en la escuela y eso nos llena de orgullo porque estamos preservando nuestras raíces en Nueva York”, dijo Oscar Gómez, director del ballet.

La comparsa de Veracruz, con unos 50 bailarines que usaban unos tocados sobre los tradicionales sombreros mexicanos llenos de plumas de colores y con capas con figuras sagradas y profanas cosidas en lentejuelas de colores se desplazó en medio de los aplausos y la admiración del público.

Tampoco se quedo atrás la comparsa de los Chinelos Guadalupanos, con unos 70 artistas que bailaron sin descanso debajo de trajes brillantes de colores y con tocados gigantes con penachos que se batían al viento al ritmo de la música pegajosa de una banda de pueblo. “Hemos participado por 17 años en el desfile y contento de ver cómo crece nuestra comunidad cada año”, dijo José Peña, director de la agrupación.

Y cerrando las comparsas se encontraba el carnaval de Huejotzingo, Puebla. Los trajes con capas brillantes y tocados gigantes en la cabeza se repitieron, pero esta vez los bailarines llevaban imitaciones de armas, rifles de madera y cinturones con municiones en representación de la Revolución Mexicana y otras guerras emancipadoras de la historia Azteca.

“Felices, disfrutando del espectáculo, es como estar en el país de uno”, dijo Guadalupe Chávez, de Puebla, quien llegó al desfile con su esposo y sus tres niños.

“Traje los niños para que sepan de dónde venimos”, dijo Manuel Martínez, de Oaxaca, mientras sus dos niñas de 4 y 5 años bailaban al ritmo de una banda y su esposa cargaba un bebé de meses. “No podemos viajar por los documentos, pero venir aquí es como estar por unas horas en México”, concluyó.