Castigo

Imponen mayores penas a quienes abandonen la escena de accidentes fatales

@MarleneRPeralta

Los conductores tendrán que pensarlo dos veces antes de darse a la fuga luego de un choque. El Concejo Municipal aprobó ayer una ley que impone multas de hasta $10,000 a quienes huyan de la escena de un accidente en el que haya víctimas fatales.

Estas multas se agregarán a las penalidades ya impuestas por la legislación estatal—un año de cárcel bajo el cargo de delito menor clase A para quien atropella a alguien y lo abandona en el lugar del hecho. Si el accidente resulta en heridas serias, las leyes del estado lo tipifican como una felonía, con penalidades de hasta $5,000

La ley (aprobada con 49 votos a favor, cero en contra y dos ausencias) fue dedicada a la memoria del joven ecuatoriano Luis Bravo (19), que murió el 28 de septiembre de 2013 después de haber sido atropellado en Woodside, Queens. Bravo, estudiante de la escuela secundaria Martin Luther King, cruzaba la calle Broadway con el primer cheque de su trabajo en la tienda Forever 21.

“Todavía estamos esperando que la policía esclarezca el caso”, dijo Marta Purucajas, madre del muchacho. La señora, que estuvo presente en el recinto durante la votación, no podía contener sus lágrimas.

El proyecto de ley fue presentado por los concejales Jimmy Van Bramer (D-Queens) e Ydanis Rodríguez (D-Manhattan), presidente de la comisión de Transporte del Concejo. “Las leyes estatales no parecen ser suficientes, por eso es que estamos actuando”, declaró Rodríguez, quien también perdió un amigo en un accidente automovilístico en El Bronx. En dicha ocasión, el conductor huyó de la escena y después trató de quemar el vehículo para ocultar las evidencias.

En lo que va del año, según estadísticas de la Unidad de Investigación de Colisiones del NYPD, siete personas han muerto en este tipo e accidentes.

En 2012, de los 58 casos investigados por el NYPD sólo 15 resultaron en arrestos.

La nueva ley entrará en vigencia en 90 días después de ser firmada por el alcalde Bill de Blasio.