Embarazada agredida por policías en Brooklyn teme por la vida de su bebé

La colombiana Sandra Amézquita fue tirada al suelo por agentes que intentaban arrestarla el pasado sábado

Embarazada agredida por policías en Brooklyn teme por la vida de su bebé
Amézquita (en la foto) pidió una investigación criminal contra los oficiales que la arrestaron de forma violenta.
Foto: Humberto Arellano / EDLP

“Tengo miedo si algo le pasó a mi bebé, yo quiero que nazca sano”, fue la principal preocupación expresada por Sandra Amézquita, una inmigrante colombiana en avanzado estado de embarazo de su quinto hijo, y quien el pasado sábado fue tirada al suelo por policías que intentaban arrestarla.

Ahora su abogado está solicitando una investigación criminal contra los oficiales del cuartel 72, quienes quedaron grabados en un video cuando lanzaban a la mujer sobre su vientre contra el pavimento en Sunset Park.

“Esa no es la forma de tratar a una mujer, y mucho menos si está embarazada. Esto no puede suceder en Nueva York”, dijo el abogado Sanford Rubenstein, quien agregó que dos cortaduras en el vientre de Amézquita, además de moretones y raspaduras, pudieron haber sido causadas con un arma de la Policía. “No sabemos si fue con un tipo de macana o una pistola eléctrica”, indicó.

“Tengo sangrado y el bebé se mueve mucho, no me deja dormir de noche”, comentó la mujer acerca de su condición después del violento choque con las autoridades.

La declaración de Amézquita fue hecha en la oficina de Rubenstein, quien este miércoles presentó la petición de una investigación ante la Fiscalía Distrital de Brooklyn en nombre de la embarazada, su esposo Ronel Lemos, su hijo Jhohan (17), y su amiga Mercedes Hidalgo, quien también fue empujada.

En fotografías dadas a conocer por Rubenstein se podía ver el rostro del joven con un ojo morado y una herida en la oreja. Su padre, Ronel, también fue golpeado y arrestado esa noche por los policías.

El caso se hizo público luego de que la organización El Grito de Sunset Park publicara en su página de Facebook el video de lo sucedido la noche del sábado, entre las calles 41 y la 42, sobre la Quinta Avenida en Brooklyn.

En la grabación se ve a Amézquita resistiendo el arresto, y luego, cuando es tirada boca abajo contra el piso mientras los oficiales la esposaban. En ese momento aparece Hidalgo, que pasaba por el lugar, y quien decidió intervenir para advertir a los oficiales que la mujer estaba embarazada. De inmediato, los uniformados la empujaron para someterla también en el piso.

Según la Policía, Amézquita intervino cuando su hijo Jhohan estaba siendo arrestado por posesión de un cuchillo durante una operación rutinaria de “detención y cacheo” (Stop and Frisk). La familia alega que los oficiales le pusieron el cuchillo para incriminarlo. Según testigos, la familia estaba compartiendo en el restaurante “El Tesoro Ecuatoriano” poco antes del incidente.

“Le estaban pegando a mi hijo y yo lo abracé”, contó Amézquita sobre el momento en que intervino en el arresto del menor de sus cuatro hijos, quien permanece detenido bajo cargos de posesión de un arma, resistir el arresto y hostigamiento.

Los oficiales electos del área reaccionaron prontamente ante el segundo acto de violencia contra hispanos registrado en menos de una semana y que involucra a oficiales del cuartel 72. El fin de semana anterior, un oficial fue suspendido luego de darse a conocer otro video donde se le ve pateando a un vendedor callejero el 14 de septiembre, al cierre de un festival al aire libre.

El concejal Carlos Menchaca y la congresista Nydia Velázquez, representantes de Sunset Park, dijeron estar “consternados” con las imágenes del video más reciente. “Es perturbador y merece una exhaustiva investigación. El Departamento de Policía (NYPD) debe ser responsable por sus acciones y comportarse de una manera respetuosa hacia la comunidad”, expresó Velásquez en un comunicado.

Menchaca manifestó estar desconcertado con la agresividad y las acciones de NYPD. “Esta cadena de incidentes tiene que parar”, enfatizó el concejal, quien se reunió la semana pasada con el comisionado de Policía, Bill Bratton, y el jefe de departamento, William Banks, para discutir el incidente con el vendedor callejero.

Los vecinos del sector también mostraron su repudio a lo sucedido. “Eso de empujar a una mujer embarazada es de salvajes”, sostuvo el puertorriqueño Juan Guzmán (45). “Estamos cansados que los policías del cuartel 72 nos traten así”.

“Nos sentimos acosados, los policías por aquí no respetan a la comunidad, especialmente a los hispanos”, expresó el comerciante Eduardo González (21).

La agencia no ofreció comentarios sobre el nuevo caso e insistió que el suceso está siendo investigado por la Oficina de Asuntos Internos del NYPD.

Líderes políticos y comunitarios anunciaron que se reunirán públicamente con el NYPD, el próximo 1 de octubre, en el Sunset Park Recreational Center, localizado en la Séptima Avenida, a las 6:30 p.m.

Dennis Flores, de El Grito, adelantó que el sábado habrá una jornada de protesta a las 12 del mediodía, partiendo de la 46 y Quinta Avenida y terminando en el cuartel de Policía 72, en la Cuarta Avenida, a la altura de calle 29.