Grandeza al mejor estilo de Jeter

El capítulo final de su adiós a Nueva York es de colección

Derek Jeter   deja atrás sus últimos pasos como pelotero dentro del Yankee Stadium en el epílogo a su adiós a Nueva York.
Derek Jeter deja atrás sus últimos pasos como pelotero dentro del Yankee Stadium en el epílogo a su adiós a Nueva York.
Foto: GETTY

En la mitología de los Yankees hay momentos de historia que la gente de esquina y calle recuerda con una llamativa facilidad. Todo el mundo guarda la imagen de Babe Ruth señalando al pitcher el lugar exacto a donde va a enviar la pelota. Todos recuerdan la imagen dolorosa de Lou Gehrig en el día de su adiós cuando ya pensaba en su triste final a los 37 años. Nadie olvida la imagen de Yogi Berra y Don Larsen, cuando éste lanzó, en 1956, el único juego perfecto de la historia de las Series Mundiales.

La noche del jueves en el Yankee Stadium ya es patrimonio de los coleccionistas.

Cualquiera se hubiera conformado con ver a Derek Jeter bateando un hit en la noche de su adiós, pero aquello de perder la ventaja de tres carreras con jonrones “back to back” de Orioles y abrir la puerta para que tuviera un turno más al bate y saber convertir ese último acto en una victoria, describe la grandeza del capitán

http://www.eldiariony.com