La última cita en los Juegos de Estrellas

@jairogiraldo10

Era 15 de julio y Mineápolis era un hervidero de periodistas acreditados para cubrir el Juego de Estrellas que marca la mitad de la temporada en el calendario del béisbol.

Lo nuevo esta vez era que en la agenda del día estaba el homenaje especial de despedida a Derek Jeter en su decimatercera y última aparición en el clasico de mitad del verano.

Esa noche sus compañeros de festival y los miles de aficionados presentes en el Target Field, casa de los Mellizos, hicieron todo lo posible para que el Capitán de los Yankees se sintiera a gusto. Como en casa.

Corearon su nombre con el mismo “feeling” pegajoso del Yankee Stadium. Luego corrieron una grabación con la voz de Bob Sheppard, el legendario anunciador de los Yankees quien lo presentó en cada turno al bate. “El Número 2, el Torpedero…” y como si faltara algo, dejaron sonar “New York, New York” en la versión inolvidable de Frank Sinatra.

Jeter bateó un doble frente a Adam Wainwright, en la primera entrada y luego anotó, remolcado por un triple de Mike Trout.

En la tercera entrada agotó su último turno al bate en Juegos de Estrellas y disparó otro imparable frente al dominicano Alfredo Simón. Salió del juego en lo alto de la cuarta entrada siendo reemplazado por el cubano Alexei Ramírez.

Jeter deja en trece visitas a Juegos de Estrellas un total de 27 turnos al bate con 13 imparables para un promedio de .481

Guión para una estrella

eldiariony.com