Ley “Sí significa sí” sobre consentimiento sexual entra en vigor en California

La legislación cambiaría la percepción de la violación en todo el país

El gobernador de California Jerry Brown firmó el domingo en la noche la ley que define el consentimiento de tener sexo como un acuerdo voluntario y no como la falta de resistencia.

De este modo, California se convirtió en el primer estado de Estados Unidos que requiere que los estudiantes que viven en los campus de universidades financiadas por el gobierno obtengan un consentimiento claro antes de tener relaciones sexuales. La ley es conocida como “Sí quiere decir sí”.

La iniciativa SB967 fue aprobada por el congreso de California el jueves. La legislación señala que el silencio o ausencia de resistencia no constituye consentimiento. Bajo la ley, alguien que está ebrio, drogado, inconsciente o dormido no puede otorgar consentimiento.

Los legisladores indicaron que el consentimiento puede también ser no verbal siempre y cuando sea inequívoco.

Quienes apoyan la nueva ley afirman que ésta cambiará la percepción de la violación. Se cree que el paso dado por California sea ejemplo para otros estados en un momento que en que centros de educación superior de todo el país están bajo presión para cambiar la forma en que manejan las acusaciones de violación.

El presidente Barack Obama lanzó una iniciativa a principios de año para combatir los asaltos sexuales en los campus universitarios.