¿De cuál lado estás?

El presidente ha postergado una acción ejecutiva que hubiera parado las 1,100 deportaciones
¿De cuál lado estás?
Latinos de todo el país se están enfocando en reclamarles a los demócratas su falta de acción.
Foto: EFE

@ElviraArellano

Varios miles de refugiados están inundando las fronteras de Turquía. La respuesta de los Estados Unidos consiste en insistir que los turcos los atienden, pues son víctimas del Estado Islámico en Irak y Siria.

Unos 50,000 niños han llegado a la frontera entre México y los Estados Unidos huyendo de las organizaciones narcotraficantes fundadas por el mercado de la droga y las armas de Estados Unidos. La respuesta del gobierno es echarlos para atrás lo más rápido posible.

El Estado Islámico decapitó a dos norteamericanos y este país ha respondido con algunas de las acciones militares más fuertes y caras en el mundo moderno. Los carteles de narcotraficantes han decapitado a cientos de mexicanos, hondureños y guatemaltecos y el gobierno estadounidense no ha hecho nada salvo dar más fondos a las fuerzas armadas de aquellos países.

Un niño hondureño de 9 años con esclerosis múltiple y sin capacidad de hablar, caminar, o utilizar un teléfono, fue detenido por 90 días antes de ser reunificado con su familia aquí. Durante 30 días le dieron pedolite para comer, dos veces al día. Lo dejaron sin ni siquiera una pequeña vara que utilizaba para moverse en el piso. Los que lo tenían encarcelado recibieron miles de dólares por cada día que lo tenían preso, supuestamente para cuidarlo, mientras que su familia lo buscaba desesperadamente.

Nos encontramos involucrados en una guerra diplomática con los rusos porque ellos no aceptaron que Ucrania se acercara políticamente a la OTAN. ¿Pero qué hizo Estados Unidos cuando el gobierno de Honduras, en el poder mediante elecciones democráticas, desarrollaba relaciones con Venezuela? Apoyó un golpe militar que regresó a Honduras al campo norteamericano.

Mientras que EE.UU. lleva a cabo una guerra por aire en el Medio Oriente, el presidente ha postergado una acción ejecutiva que hubiera parado las 1,100 deportaciones diarias. La lección para nosotros es que una nación que no respeta la autodeterminación de las naciones de América Latina y el Caribe jamás respetará a la gente que viene de aquellos países.

Siempre nos piden tomar la parte de quienes no toman nuestra parte. Ha llegado el momento de tomar la parte de nuestra comunidad y de los países de donde vinimos.

Si los líderes demócratas no respaldan el compromiso del presidente de tomar acción ejecutiva para beneficiar a los 11 millones de indocumentados, el 27 de noviembre a más tardar, debemos tomar acción.

Ahora mismo debemos planear una marcha para el día de Acción de Gracias, y hacer preparativos para respaldar un latino para la presidencia en 2016.