Más de 4 millones de venezolanos carecen de agua potable

Expertos destacan malos manejos para la adecauda distribución
Más de 4 millones de venezolanos carecen de agua potable
Los más pobres son los que pagan el agua más cara
Foto: Archivo

Caracas.- Más de cuatro millones de venezolanos carecen de acceso al agua potable, a pesar de vivir en una nación que por sus inmensos e ilimitados recursos hídricos es considerada una de las fuentes más importantes de agua dulce del planeta.

“Esta paradoja pudiera explicarse por el acelerado aumento poblacional y la creciente demanda del líquido, pero lo cierto es que tampoco los gobiernos han tomado las previsiones para proteger y dar un mejor aprovechamiento al agua”, sostuvieron expertos.

El ambientalista Erik Quiroga señaló que aparte deMás de 4 millones de venezolanos carecen de agua potable se han visto afectados por la contaminación causada por los desagües que culminan en estas fuentes hídricas.

En entrevista con Notimex, Quiroga, promotor de la creación del Día Mundial de la Preservación de la Capa de Ozono, destacó que la falta de nuevos embalses y la negligencia que ha existido en el cuidado de los ríos y lagos, “más temprano que tarde nos pasarán factura”.

Destacó que el río Orinoco, el tercero del planeta por su caudal de cuarenta mil metros cúbicos por segundo, carece de atención o de alguna protección gubernamental, a pesar de su gran importancia para la vida humana y la agricultura.

El experto en Saneamiento Ambiental y profesor de Ecología, José Norberto Bausson, resaltó la importancia del servicio de agua potable en cualquier lugar del mundo, ya que “es el único que se utiliza como alimento”, por lo que requiere de especial atención.

Bausson apuntó que Venezuela registra un retroceso respecto al acceso de agua potable, ya que en el pasado “éramos el primero per cápita de agua potable en América Latina, hoy solo un 20% de la población venezolana tiene agua potable en sus hogares”.

Explicó que los más pobres son los que pagan el agua más cara debido a la inaccesibilidad al sistema y los costos de las cisternas, y de igual forma, recalcó que los sistemas de las hidrológicas son los mismas desde hace 15 años.

El ingeniero y dirigente socialcristiano José Curiel, aseveró por su parte que “a pesar de que este gobierno ha tenido más recursos y dinero que los anteriores, el resultado en cuanto a producción y abastecimiento de agua potable ha sido muy pobre.

“No es problema de sequía, sino de descuido de construcción de obras hidráulicas y represas. Durante los 40 años de la República civil se construyeron en Venezuela 83 represas, incluyendo el Guri, una de las mayores del mundo. Este gobierno no ha construido ninguna más”.

Curiel aseguró que Caracas requiere de cinco nuevos embalses para surtir a la población, y hasta que se construyan, los racionamientos del vital líquido continuarán en el país que contradictoriamente posee las mayores reservas de agua a nivel mundial.