Nadie como Mike Trout

El originario de Nueva Jersey y fenómeno de los Angels hace su debut en juegos de playoffs
Nadie como Mike Trout
Mike Trout es amenaza constante en los senderos.
Foto: EFE

El poderío de su bate, su gran velocidad en los senderos y sus espectaculares lances en el jardín central hacen de Mike Trout la gran estrella de los Angels y la máxima atracción de la actualidad en las Grandes Ligas.

Con apenas 23 años de edad, el originario del pequeño pueblo de Millville, Nueva Jersey, significa el presente latente y el futuro brillante de una franquicia que hoy inicia el camino de postemporada que lo puede llevar a conquistar su segunda Serie Mundial.

Poseedor de un talento natural para jugar béisbol, Trout, que hoy debuta en playoffs, ha conformado un expediente impresionante en apenas cuatro años de servicio dentro de Grandes Ligas. La de 2012 fue la primera temporada completa que Trout jugó con la franela del equipo que comparte el vecindario con el mundo de ensueño y fantasía creado por Walt Disney.

Desde que se puso los spikes con la novena angelina, el pelotero de seis pies y tres pulgadas de estatura y 230 libras de peso, desplegó las herramientas necesarias para ser nombrado el Novato del Año dentro de la Liga Americana. En esa temporada, Trout tuvo un porcentaje de bateo de .326, 30 cuadrangulares y 83 carreras producidas. Más allá del blanco y negro de las estadísticas, Trout se ganó el aprecio de los aficionados por su forma entregarse en el campo de juego y por la manera de comportarse fuera del mismo.

Proveniente de una familia modesta, Trout siempre se dedicó a estudiar y perfeccionar todas sus cualidades atléticas. En la Universidad de Carolina del Este sobresalió por ser un gran basquetbolista, pero fue con el guante y el bate con los que impresionó a los Angels, equipo que lo seleccionó en el Draft Colegial de 2009 con un contrato de un año y un millón de dólares. Después de que en 2013 tuviera otra gran temporada con .313 de porcentaje de bateo, 27 jonrones y 97 anotaciones producidas, el equipo lo retribuyó con un contrato de seis años y 144 millones de dólares.

En 2014 Trout ha desplegado una campaña impresionante que lo tiene a las puertas de ser nombrado el Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

Nada mal para un joven que salió de un pequeño poblado en el Este del país para dedicarse a escribir una historia de fantasía en la ciudad donde los sueños suelen convertirse en realidad