Gabriela Rosa, condenada a un año de prisión

Exasambleísta deberá cumplir por lo menos 10 meses por fraude migratorio y perjurio
Gabriela Rosa, condenada a un año de prisión
La exfuncionaria Gabriela Rosa abandona la corte en Manhattan donde fue sentenciada
Foto: fotos Mariela Lombard

Entre lágrimas y rodeada por casi un centenar de familiares, amigos y dirigentes comunitarios, la ex legisladora Gabriela Rosa—primera dominicana elegida a la Asamblea estatal—fue sentenciada ayer en corte federal del Bajo Manhattan a 12 meses y un día de prisión y tres años de probatoria por los delitos de fraude y perjurio.

Rosa renunció en junio pasado a su curul luego de anunciar un arreglo con la fiscalía por el que se declaró culpable de haber arreglando su matrimonio para obtener la ciudadanía estadounidense y de mentir en una declaración de bancarrota.

Sus abogados habían pedido que sólo se la sentenciara a probatoria, pero la jueza federal Denise Cote consideró que los delitos eran demasiado serios. De haber sido hallada culpable en juicio, la exasambleísta podría haber sido sentenciada a más de 10 años de cárcel. Gracias al acuerdo con la fiscalía, Rosa no será deportada.

La mujer pagó $8,000 a un ciudadano americano de origen puertorriqueño para que se casara con ella y en 2005 recibió la ciudadanía por derecho conyugal.

“Mi hijo es lo que más me duele”, fueron las primeras palabras pronunciadas por una visiblemente desconsolada Rosa luego de escuchar la sentencia. En su declaración antes del veredicto, la mujer había pedido a la jueza que no la enviara a la cárcel para poder atender a su hijo autista de 16 años.

Ni Rosa ni sus abogados quisieron dar declaraciones a la prensa salida del tribunal. Dolores Ramos, hermana de su actual esposo Víctor Estrella, expresó disconformidad. “Es injusto. Sólo la condenan a ella, no a quien recibió el dinero”, cuestionó mientras salía del tribunal.

Los abogados argumentaron que Rosa, que desde 2012 había representado al Alto Manhattan en la Asamblea estatal, cometió un error motivada por su deseo de alcanzar el sueño americano. Este argumento no fue bien recibido por la jueza. “Tratar de justificar un acto criminal como una manera de hallar el sueño americano no es aceptable” respondió la magistrada, desestimando también un sinnúmero de cartas que pedían clemencia para la exfuncionaria. “Eso no le hace favor alguno a todos aquellos inmigrantes que cumplen con la ley”, agregó.

Líderes y residentes del ex distrito de Rosa se congregaron en la corte desde tempranas horas de la mañana para acompañarla, en algunos momentos gritando ‘el pueblo está contigo Gabriela’. Hasta alquilaron un autobús para poder traer a todos quienes querían acudir a escuchar la sentencia. “Hoy es un día de luto para nuestra comunidad”, dijo la activista Kenia Abreu. La influyente líder Marilú María de Jesús Galván fue más allá. “Esto es un atentado contra la comunidad”, dijo la directora ejecutiva del Centro Cívico Cultural Dominicano. “?Cómo es que hay tantos políticos que han cometido delitos todavía en sus oficinas pero cuando se trata de dominicanos hay que cumplir cárcel?”, cuestionó.

Entre los funcionarios electos presentes estuvieron el senador Adriano Espaillat—padrino político de Rosa—, los asambleístas Luís Sepúlveda y Herman Farrell Jr., y el concejal Ydanis Rodríguez. El puesto que Rosa dejó vacante será disputado en noviembre entre el demócrata Guillermo Linares, quien ocupó ese mismo cargo de 2011 a 2013, y el activista republicano Ronnie Cabrera.

Linares, quien ganó las elecciones primarias el mes pasado entre siete candidatos, se perfila como el favorito. Rosa deberá entregarse a más tardar el 14 de noviembre. Según su abogada, Génesis Peduto, se espera que pueda salir en libertad libre en unos 10 meses

<img src="/wp-content/uploads/2014/10/IMPORT01_310049989_EP_-1_2.jpg" caption="

summary

“/>

<img src="/wp-content/uploads/2014/10/IMPORT01_310049989_EP_-1_3.jpg" caption="

summary

“/>

<img src="/wp-content/uploads/2014/10/IMPORT01_310049989_EP_-1_4.jpg" caption="

summary

“/>