Alimentos saludables: Niños saludables

Nutricionista ofrece siete alimentos que gustan y ayudan a crear buenos hábitos alimenticios en los menores
Alimentos saludables: Niños saludables
La zanahoria, fresca o en compota, gusta a la mayoría de los niños.
Foto: La Opinión - Archivo

Frente al problema de sobrepeso y la obesidad en niños, así como al rechazo a alimentos sanos, una especialista recomenda a los padres de familia darles atún, zanahorias, avena, fresas, frijoles o smoothies a los pequeños.

Dichos alimentos sirven muy bien como un almuerzo nutritivo y atractivo, explica la nutrióloga Susan Bowerman, con practica en México.

La especialista exhorta a los papás a reflexionar sobre qué alimentos saludables y ricos les pueden dar.

Aunque todos los niños les gustan los dulces, golosinas y alimentos con un alto contenido calórico, también existen opciones muy saludables que les encantan y que están dispuestos a comer, afirma en un comunicado en el que da siete propuestas de comidas nutritivas.

La primera opción para mantener saludables a los niños es el atún, pues aunque a muchos pequeños no les gusta el pescado, la mayoría se comen si problema las ensaladas con este alimento que además de ser una excelente fuente de Omega-3, es muy rico en proteínas.

“Se puede hacer una mezcla de atún con puré de aguacate, en lugar de mayonesa, para tener una ensalada de atún saludable, que pueden servirla con galletas de granos enteros. Los niños adorarán hacer sus propios sándwiches de galleta”, dice la experta.

Otra opción son los smoothies, bebidas de frutas congeladas que son rápidos y fáciles de preparar. “Hay niños que no logran una estatura adecuada por no satisfacer sus requerimientos de calcio y por no comer suficiente fruta, por lo que los smoothies pueden ayudarlos a suplir ambas carencias”.

“A los niños les gusta hacer el suyo, por lo que si tienen leche baja en grasa, proteína en polvo y un poco de fruta congelada a la mano, sus hijos pueden meter todo a la licuadora y listo”, comenta.

También la zanahoria puede ser alimento para llevar a las escuelas, ya sea solas o con aderezos libres de grasa y salsitas.

“Aunque niños y los vegetales a menudo no se mezclan, aceptan más las zanahorias crudas, dulces y crujientes; además, son ricas en betacaroteno para ayudar a mantener la piel y la vista sana, y son también una buena fuente de fibra”.

Un alimento más es la avena, que es naturalmente rica en fibra y vitaminas del grupo B. Sugiere mezclarla con leche sin grasa o leche de soya en lugar de agua para su preparación, porque aumenta el calcio y la proteína, así como agregarle un poco de fruta picada como plátanos o manzanas.

Las fresas son otra opción. Se les puede servir frescas, congeladas, con yogur o en licuado. A los niños les encantan y están llenas de vitamina C, potasio y fibra.

Las nueces son un buen alimento porque ayudan a los infantes a satisfacer las ansias de comer algo crujiente y salado, además de que con las almendras o pistaches, estos frutos secos proporcionan grasas saludables, proteínas y minerales como zinc y magnesio.

Asimismo, la nutrióloga hincapié en los frijoles, que son un alimento que hace una doble función de nutrición para los niños, ya que son una buena fuente de hierro y fibra.

“A la mayoría de los niños les gustan los frijoles, pero también pueden probar la sopa de lentejas o mezclar un poco de frijoles en la licuadora con un poco de sal, limón y aceite de oliva para tener un dip muy rico en donde puedan meter sus verduritas crudas”, sugiere