La misteriosa cena de la UE con gigantes de internet para combatir el yihadismo

Twitter, Google, Microsoft y Facebook se encuentran entre los comensales invitados a una cena "privada" con ministros y líderes de la Unión Europea para ver cómo lidiar con el uso que los extremistas hacen de internet.
La misteriosa cena de la UE con gigantes de internet para combatir el yihadismo
Imagen de militantes de Estado Islámico tomada de un video

Este miércoles tendrá lugar en Luxemburgo una reunión un tanto peculiar: una cena “privada” entre grandes firmas de la industria tecnológica y altos funcionarios de la Unión Europea (UE), incluidos ministros de sus 28 países miembros.

¿El objetivo? debatir estrategias para combatir el extremismo en internet, incluida una mayor cooperación entre la UE y sitios clave.

Representantes de Twitter, Google, Microsoft y Facebook se encuentran entre los “comensales” invitados.

A los gobiernos les preocupa cada vez más cómo los grupos islamistas radicales utilizan las redes sociales como una herramienta de reclutamiento.

“Hay un fuerte interés en la Unión Europea y los ministros del Interior para ampliar el diálogo con las grandes compañías de la industria de internet sobre temas de mutua preocupación relacionadas con la radicalización online”, dijo la Comisión Europea, cuyos miembros también estarán en la cena de Luxemburgo.

Se desconocen los detalles de la inusual reunión, pero la Comisión Europea adelantó que cubrirán los siguientes temas:

“Los desafíos que presenta el uso que los terroristas hacen de internet y posibles respuestas: herramientas y técnicas para responder a las actividades terroristas en internet, particularmente en lo que se refiere al desarrollo de iniciativas específicas de contra narrativas”.

“Los desafíos de seguridad relacionados con internet en el contexto de ampliar las relaciones con las grandes compañías de la industria online, teniendo en cuenta requisitos de procedimiento y derechos fundamentales”.

“Maneras de edificar una mayor confianza y transparencia”.

La BBC entiende que esta cena es la segunda reunión de este tipo que tiene lugar desde Julio.

Las grandes empresas fueron invitadas para debatir posibles medidas, sin embargo, habrá una notable ausencia en la mesa.

Ask.fm, una red social que se cree ha sido ampliamente utilizada como una herramienta de reclutamiento por parte de grupos extremistas no estará en la cena de Luxemburgo.

La compañía era de dos hermanos letones, pero fue comprada en agosto por la empresa estadounidense que es dueña de Ask.com.

Los nuevos propietarios de Ask.fm le dijeron a la BBC que no habían sido invitados.

“Si supiéramos de la reunión por supuesto que asistiríamos”.

“No toleramos la existencia de propaganda terrorista y extremista en internet que influencia directamente a la gente que es más vulnerable a la radicalización”, declaró el representande de Reino Unido que asistirá a la reunión de Luxemburgo, James Brokenshire.

En conversación con la BBC, el ministro de Seguridad dijo que “ya estamos trabajando con la industria de internet para retirar material terrorista en servidores de Reino Unido o del extranjero, y continuamos trabajando con grupos de la sociedad civil para ayudar a desafiar a aquellos que promueven ideologías extremistas por internet”.

La Unidad de Antiterrorismo en internet del gobierno británico (CTIRU por sus siglas en inglés) retiró desde diciembre de 2013 unos 30.000 contenidos que “animan o glorifican actos de terrorismo”.

Pero también hay ciertos temores sobre las posibles consecuencias de imponer un control estricto en las redes sociales.

“Cuanto más clandestinos se vuelven, más difícil es recabar información e inteligencia”, dijo Jim Gamble, un consultor sobre antiterrorismo y antiguo director del Centro de Protección de la Explotación Infantil en Internet (CEOP por sus siglas en inglés).

“Con frecuencia la inteligencia de bajo nivel que puedes recolectar y luego agregar es la que te permite hacer un análisis de lo que está pasando”, dijo Gamble.

Gamble también fue director de antiterrorismo en Irlanda del Norte, y según él, se pueden hacer ciertos paralelismos.

“Siempre hay riesgo de que te vuelvas demasiado radical y fundamentalista en el enfoque cuando estás tratando de suprimir las ideas de los otros con las que tú no estás de acuerdo”, valoró.

“En Irlanda del Norte, se cometieron errores enormes cuando el gobierno trató de quitarle a un partido político el oxígeno que le daba la publicidad. Yo diría que esa estrategia tuvo consecuencias radicalmente contraproducentes”.

Entretanto, esperaremos a conocer más detalles de lo que se hablará en Luxemburgo.

Siga la sección de tecnología de BBC Mundo a través de

@un_mundo_feliz