Pensé que iba a morir” en la cárcel en Cuba: Carromero

El político español aseguró que llevará hasta las últimas consecuencias su denuncia de que la muerte del opositor cubano, Oswaldo Payá fue atentado
Pensé que iba a morir” en la cárcel en Cuba: Carromero
El español iba manejando el auto que se volcó y peridó la vida Payá.
Foto: EFE

Miami.- El político español Angel Carromero reveló que pensó en que moriría cuando estuvo en la cárcel en Cuba tras la muerte del opositor cubano Oswaldo Payá y aseguró que llevará hasta las últimas consecuencias su denuncia de que esa muerte fue atentado.

“Yo asumí que no salía de allí, estuve en un calabozo de Bayamo como una semana y ese fue el peor momento”, dijo en entrevista con Notimex el joven abogado dirigente de Nuevas Generaciones del Partido Popular de Madrid, España, de visita en Miami.

“La presión era tremenda, me tenían en un calabozo, como sale en las películas, en la mitad de la selva en la mitad de la nada, con la maleza y los bichos y me decían que si colaboraba no me iba a pasar nada y si no colaboraba yo vería que era muy joven para quedarme ahí”, afirmó.

Finalmente después de muchas presiones, Carromero, contó que tuvo que tomar la decisión de decir la versión que el gobierno de Cuba quería que dijera en un video en el cual no menciona que otro carro los impactó por detrás en el incidente de aquel 22 de julio del 2012.

En el auto, que era conducido por Carromero, viajaban en la parte delantera Jean Aron Modig, presidente de la división juvenil del Partido Demócrata Cristiano de Suecia y atrás Payá y Harold Cepero, del grupo disidente Movimiento Cristiano Liberación. Estos dos últimos murieron.

En el momento del choque ambos europeos trasladaban a Payá y Cepero para que se reuniera con partidarios en la ciudad oriental de Santiago.

Autoridades cubanas afirman que Carromero conducía un auto rentado a exceso de velocidad, perdió el control y se estrelló contra un árbol.

Un tribunal de Bayamo, provincial de Granma, sentenció a Carromero a cuatro años de cárcel por homicidio vehicular, pero fue extraditado a España el 28 de diciembre bajo un pacto de 1998 entre Madrid y La Habana que permite a los convictos cumplir las condenas en sus países.

Ahora se encuentra bajo libertad condicional a tiempo parcial, mientras Modig no ha hablado sobre el tema.

Carromero asegura de manera categórica en su libro “Muerte bajo sospecha”, que toca la muerte de Paya, que un auto los impactó por la parte trasera y eso fue lo que provocó que salieran de la carretera y se estrellaran.

También destaca las incongruencias de su juicio el cual calificó de “una farsa” y que arrojan más sospecha sobre un caso que, según él, todavía no ha sido aclarado, pues, para comenzar, las familias no han recibido los resultados de las autopsias.

El joven abogado dijo que piensa mantener su lucha por llevar su caso ante las diversas instancias internacionales “para que se sepa la verdad

“Estamos apelando ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el apoyo del gobierno de Estados Unidos y de congresistas es infinito”, dijo Carromero al señalar que este lunes estará en Washington, reuniéndose con congresistas.

Carromero dijo que estuvo en Ginebra en la sede de la ONU y que el embajador estadounidense se levantó y apoyó una petición suya de investigación internacional para que se esclarezca la muerte de Payá y Cepero.

“Ya no tengo otra cosa mejor que hacer en mi vida que defender la causa de la libertad y que se sepa la verdad de lo que ahí ocurrió”, aseguró Cepero al señalar que llevará el caso hasta las últimas consecuencias.

“Cada vez son más los testimonios que consiguen salir de la isla apoyando la verdad de lo que ocurrió”, concluyó.