Documental “El Boxeo” muestra la influencia de los latinos

Alan Swyer, director de un documental único en su tipo, muestra a los peleadores como gente de carne y hueso

Un documental cálido que acerca a los boxeadores con su público.
Un documental cálido que acerca a los boxeadores con su público.
Foto: Suministrada

Cuando era joven y mientras estudiaba en la prestigiada universidad francesa de La Sorbona, Alan Swyer descubrió la grandeza de la ciudad de París, pero también descubrió lo mucho que extrañaba su país y el poder tener su propia regadera para la ducha: “No me gustaba tener que compartir la bañera al final del pasillo con los demás”.

Entonces Swyer, un originario de Nueva Jersey, decidió ingresar a alguna actividad deportiva para tener acceso a una regadera, también a una piscina, y por distintos azares terminó siendo parte del equipo de boxeo de la universidad francesa.

Desde entonces, Swyer se enamoró del deporte. Por eso, cuando décadas más tarde, él y un amigo querían trabajar en un documental de deportes, decidieron hacerlo sobre el boxeo, y se enfocaron en que fuera divertido y, sobre todo, con mucho sabor latino.

“El Boxeo es una mirada a cómo el boxeo se ha convertido en un deporte impulsado por los latinos, tanto en el ring como en los graderíos. Hoy en día, la pelea perfecta es la de un mexicano o mexicoamericano contra un puertorriqueño”, dice Swyer, el director de este nuevo filme.

“El boxeo no es un simple deporte entre los latinos; es una religión, y además es multigeneracional entre la audiencia: el abuelo, los niños, las mujeres; todos se juntan, y si es pago por evento, el vecindario completo mira la pelea, todos juntos”.

El Boxeo es un proyecto honesto, definido y creativo de parte de Swyer y de Rick Gil de Montes, el productor, quienes trabajaron con un presupuesto limitado, pero que no por eso limitaron sus expectativas. El filme se divide en 10 episodios o rounds, está cálidamente musicalizado y se compone de innumerables respuestas y opiniones de la gente más importante de la comunidad y el negocio del boxeo, como Bob Arum, Óscar de la Hoya, Julio César Chávez, “Sugar” Ray Leonard, “Canelo” Álvarez, “Chicanito” Hernández, Larry Merchant, Rubén Olivares, y muchos más.

En sus incontables entrevistas, Swyer, quien antes realizó películas sobre basquetbol y béisbol, siguió el principio de acercar a los púgiles y personajes del boxeo con el público.

“La gente vive a través de sus héroes y los boxeadores son gente pobre que sale adelante, así que ellos se convierten en una metáfora”, explica Swyer. “No quise hacer una película acerca de quién ha tenido el mejor gancho; quería que la gente pudiera conocer a los boxeadores como seres humanos. Quería que la gente saliera de ver la película y dijera, “Ahora conozco a Óscar de la Hoya, ahora conozco a Rubén Olivares, ahora conozco a José Sulaimán”.

Aunque Swyer no es latino de sangre, su aprecio por las culturas latinas es ejemplar. Dice que en junio pasado le envió una carta de inconformidad al editor del New York Times porque el prestigiado diario no hizo cobertura alguna de la pelea entre Miguel Cotto y Sergio “Maravilla” Martínez.

“Para mí, eso fue racista. No les importó la gran comunidad puertorriqueña de Nueva York. Semanas después, cuando Chris Algerie, quien es local y blanco, peleó en Brooklyn, hubo una gran cobertura”, observa Swyer, quien de todas maneras cree que el boxeo tiene un futuro enorme.

El boxeo es tan grande como lo sea el peleador, y basta con que aparezca un peso completo carismático para que el límite sea el cielo”.

El Boxeo sirve también como un homenaje a los grandes peleadores de antaño, como Olivares, Carlos Palomino, “Mantequilla” Nápoles y otros que peleaban en el Olympic Auditorium de Los Ángeles o el Forum antes de que hubiera pleitos en la televisión nacional.

En este camino seguido en el deporte del boxeo y, en especial, durante la realización de su documental, Swyer descubrió algo interesante: “Mucha gente piensa que el mundo del boxeo es muy violento. Pero, de hecho, es el mundo más amigable que pueda haber”.

Larry Merchant, el comentarista de leyenda del boxeo que por tanto tiempo trabajó en las transmisiones de HBO, resumió el filme de este modo:

“Hay lugares donde el corazón y el alma del deporte del boxeo todavía laten apasionadamente. El Boxeo te lleva allí”.

El Boxeo, el documental de Alan Swyer, será presentado el próximo 22 de octubre en The Mayan (1038 S Hill St, Los Angeles, CA 90015, 5:30 a 10 pm), con la presencia de figuras del boxeo que aparecen en el filme. Los fondos obtenidos serán dedicados para apoyar con becas para estudiantes latinos de comunidades desprovistas para que puedan continuar su educación en la Universidad de Pepperdine, donde Swyer fue catedrático.

// <![CDATA[//

Para adquirir El Boxeo, visitar www.elboxeothemovie.com o www.elboxeoolapelicula.com, donde también se puede ver el tráiler. Existen dos versiones del documental: una en inglés con subtítulos en español y otra en español con subtítulos en inglés, para que cada quien escoja el lenguaje que quiera.

Yekra Player

Yekra is a revolutionary new distribution network for feature films.

El Boxeo

EL BOXEO is a project that deals with race, language, culture, economics, politics – and above all, boxing. It’s an oral history – a story told by fighters, boxing experts and historians, announcers, commentators, comedians, sportswriters, actors, spouses, entertainers and fans – people like Bob Arum, Miguel Diaz, Jose Sulaiman, Francisco “Paco” Valcarcel, Larry Merchant, Al Bernstein, Victor Ortiz, Jimmy Lennon Jr., Juan Laporte, Mia Rosales St. John, Richard Steele, Hanna Gabriel, Armando Muniz, Pepe Correa, Roger Mayweather, Orlando Canizales, and many others — complemented by fight footage, archival photos, and memorabilia.

// <![CDATA[//