Tratamientos

Los tratamientos y el pronóstico de recuperación del cáncer de mama dependen de la etapa (estadio) en que se encuentre el tumor y de cómo cada mujer tolere las medicinas.

El estadio describe la extensión del cáncer en el cuerpo, y el mismo se expresa con números que van desde el 0, que corresponde a un cáncer no invasivo, que permanece en su ubicación original, hasta el 4, que es invasivo y se ha propagado fuera de la mama hacia otras partes del cuerpo (metástasis).

“En el caso del estadio 0, no se que requiere quimioterapia, pero sí hay que hacer cirugía y se necesitará radiación”, explica la doctora Lisa Wiechmann, cirujano oncólogo del Centro Médico Montefiore.

“Si se encuentra en estadio 4, no es considerado un cáncer curable, pero con los avances actuales la vida se puede expandir”, dice la experta quien aclara que mientras algunas pacientes han durado hasta 15 años otras no pasan de seis meses.

En esta etapa —continúa la cirujano— se trata por lo general con quimioterapia o con pastillas, porque ya la cirugía o la radiación no son opciones, debido a que el cáncer se ha expandido por la sangre, hacia diferentes lugares como el hígado, los huesos, los pulmones y el cerebro.

Por esta razón, la experta insiste en que lo más importante para sobrevivir a un cáncer de seno es la detección temprana. Junto al cáncer de próstata, el de mama es uno de los tipos de cáncer con la tasa más alta de curación. Si una persona es diagnosticada en el estadio temprano, su sobrevivencia puede ser del 90%