Gobierno y oposición se ven las caras en la calle

Las calles se llenaron de manifestantes

Gobierno y oposición se ven las caras en la calle
Un joven enmascarado participa en la marcha de la oposición contra de la violencia y la inseguridad; mientras que los chavistas promovieron su rechazo al terrorismo.
Foto: EFE

Caracas

Los venezolanos marcharon ayer en las calles de Caracas en contra de la violencia, divididos entre los chavistas, que promovieron su rechazo al terrorismo, y los opositores, que protestaron por la inseguridad en el país suramericano.

La movilización oficialista, que recorrió el oeste de la capital venezolana, encabezada por los representantes del Gobierno de Nicolás Maduro, reclamó justicia por la muerte del diputado Robert Serra, quien fue asesinado en su residencia el pasado 1 de octubre. Las investigaciones apuntan a que fue por motivos políticos.

“La paz el único camino que nosotros podemos lograr para la felicidad de la patria, ahora, no puede haber paz sin justicia”, dijo el presidente del Parlamento venezolano, Diosdado Cabello, al inicio de la movilización.

“Por eso hemos insistido en innumerables ocasiones que todos aquellos señores que han atentado contra la vida de la patria (…) tienen que pagar ante la justicia”, dijo Cabello refiriéndose al asesinato de Serra y también a los muertos registrados en el país durante las protestas antigubernamentales que se registraron en febrero.

Cabello, quien también es el vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), dijo que “la única garantía de paz para este país es la revolución bolivariana”.

El Gobierno, ha atribuido a la oposición los episodios de violencia