El futuro incierto de la tV

La televisión ha tenido varios cambios: de blanco y negro a colores, de emisión por aire a sistemas de cable y de satélites, el DVR y a través de Internet. Este último cambio es el que tiene el potencial de cambiarlo todo aunque los intentos previos han logrado más confusión en vez de unificación.

Con la llegada del TiVo y el DVR comenzamos a hacer algo nuevo llamado ‘time shifting’ o desplazamiento del tiempo. En vez de ver un programa a una hora específica, comenzamos a grabarlo y a verlo a la hora que llegamos del trabajo y, de paso, saltamos los comerciales.

Luego llegaron las cajitas de televisión por Internet como Roku, Apple TV y televisores que ofrecen aplicaciones como Hulu, Netflix, HBO Go y otros. Estos nos permitieron subscribirnos para ver miles de películas y series de TV en el mismo lugar.

Todo esto cambió hace unos días: HBO y CBS anunciaron que ofrecerán su contenido a través de servicios pagados en internet sin servicios de cable ni membresía. Las nuevas generaciones consumen contenido a través de sus teléfonos y tabletas y solo quieren pagar por lo que desean ver.

El futuro de la televisión está en el acceso a la programación específica que desea cada televidente y esto puede cambiar de persona a persona. En un futuro ya muy cercano, puedes decir que tu televisión será tan personal como la música que escuchas y no será necesario tener acceso a canales sino acceso a la programación específica que quieras disfrutar sin importar de donde vino.