Ébola convertido también en arma electoral

Subtítulo en entre líneas usando 21 subtítulo
Ébola convertido también  en arma electoral
Al menos seis candidatos republicanos han exigido prohibir la entrada de personas procedentes de países afectados.
Foto: EFE

Washington

El miedo a un brote de ébola en suelo estadounidense se ha convertido en la “sorpresa de octubre” y sirve de arma electoral cuando sólo quedan 12 días para los comicios legislativos que definirán el equilibrio del poder en el Congreso.

Ron Klain asumió ayer el cargo como el “zar” de la Casa Blanca para coordinar la respuesta del gobierno federal a la presencia del ébola en Estados Unidos. Aunque trabajará sobre todo entre bambalinas, la meta es fortalecer la confianza de los estadounidenses sobre la capacidad de las agencias federales de evitar la propagación del virus en este país.

Pero, a la luz de encuestas recientes que reflejan el miedo de los votantes al mortal virus, los republicanos han salido a atacar la presunta incompetencia del gobierno para responder al ébola.

Al menos seis candidatos republicanos en las contiendas más reñidas por el control del Senado, incluyendo Carolina del Norte, Kansas y Colorado, han exigido prohibir la entrada a EEUU de personas procedentes de Sierra Leona, Guinea y Liberia, los tres países afectados por el ébola en Africa Occidental.

En Carolina del Norte, el republicano Thom Tillis, que disputa el escaño frente a la demócrata Kay Hagan, ha pedido “sellar y resguardar” la frontera sur ante la posibilidad de que se cuelen personas infectadas con el ébola.

La estrategia del miedo le ha dado resultados a la campaña del republicano Scott Brown en New Hampshire: sus ataques a la presunta falta de liderazgo del gobierno en asuntos como el terrorismo o el ébola han logrado reducir por la mitad la ventaja que llevaba la demócrata Jeanne Shaheen

El mensaje republicano encuentra eco en votantes como una enfermera del área de Washington, que pidió ser identificada únicamente por su primer nombre, “Jill”, y opinó que el gobierno no ha sabido responder adecuadamente al problema.

“No todos los hospitales están capacitados para esto, y ya vimos que las enfermeras no habían recibido suficiente capacitación para el uso de los equipos de protección. Los protocolos deben mejorar”, afirmó.

Pero algunos demócratas, como el senador Mark Udall, en Colorado, replican que los republicanos han recortado millonarios fondos federales para los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), que permitirían mejorar la seguridad pública.

En general, los demócratas han criticado lo que consideran como declaraciones irresponsables de algunos republicanos.

Recientemente, el senador republicano por Kentucky, Rand Paul, quien tiene experiencia médica, afirmó a la cadena CNN que el ébola es mucho más contagioso que lo que la Administración Obama ha sugerido y debería “hablar con honestidad”.

Tanto los CDC como la comunidad médica buscan mitigar los temores de la población con los hechos sobre el ébola, un virus que solo se puede contraer mediante el contacto directo con los fluidos corporales de una persona con síntomas y en etapa contagiosa.

En la actualidad, las autoridades de los CDC dan cuenta de un total de 9,178 casos de ébola en Africa Occidental, que incluye 4,546 muertes. En EEUU, solo ha habido una muerte, la del liberiano Thomas Eric Duncan, que contrajo el virus en su país natal, y dos enfermeras que lo trataron en un hospital de Dallas (Texas) pero se encuentran en vías de recuperación.