La Pequeña Colombia

Punto de reunión de los colombianos
La Pequeña Colombia
Restaurante la Pequeña Colombia, en Queens.
Foto: Víctor Matos.

Desde hace cuatro meses, este restaurante con 30 años de historia ha iniciado una nueva etapa con tres colombianos al frente: María Elena Ochoa, Henry García y Carlos Gil. Tres amigos que hace un año fueron al local y ” nos gustó tanto que nos interesamos por conocer al dueño, de origen griego”, explica García, al narrar cómo se embarcaron en esta aventura.

“Queremos que vuelva a ser lo que era hace diez años, cuando los colombianos se reunían aquí con sus familias”, destaca el gerente. Este local en el corazón de Jackson Heights llama la atención por su amplitud y el salón al fondo pensado para celebraciones. Una camarera pasa con varios globos rojos para la fiesta que tiene lugar esa tarde y que servirán para decorar las mesas.

En el menú están todos los platos típicos colombianos como el plato montañero, el sancocho de costilla o cola y las arepas, entre otros. “También tenemos una gran selección de mariscos y pescados”, subraya García, mientras repasa algunos platos “de aire mediterráneo” que han añadido recientemente.

El gerente, nacido en Medellín y que llegó a Nueva York en 2002, quiere revitalizar el restaurante. Un proceso que implica algunos cambios; de momento, cuenta con nuevas pantallas de televisión. Cuenta que quiere renovar la decoración interior y acercar las raíces colombianas de todas las regiones a través de los cuadros.

Esos cambios ‘externos’ no tienen que afectar al producto básico que es la cocina.

Ahí los nuevos socios de la pequeña Colombia quieren mantener la tradición con un ‘toque’ de modernidad, como con la sangría helada, uno de los cocteles más demandados, o las actuaciones en directo de los jueves