Los dilemas y sueños de una boricua en un musical hilarante

El Teatro Pregones presenta “Dancing In My Cockroach Killers”
Los dilemas y sueños de una boricua en un musical hilarante
Las interpretaciones de los seis actores de “Dancing In My Cockroach Killers” sacuden al espectador de pies a cabeza.
Foto: Facebook/Pregones / PRTT

marielis.acevedo@eldiariony.com

Una fulana, una jeva, una presentá, una agallúa, una sinvergüenza, una jíbara… Palabras y/o definiciones de la esencia de una boricua en Nueva York que conviven, se entrecruzan y se rebelan como un canto de liberación identitario en el musical “Bailando en mi matacucarachas(Dancing In My Cockroach Killers).

La poesía “A River of Recuerdos”, en la que resaltan estos calificativos, posiblemente una de las más confesionales creadas por la poeta y activista Magdalena Gómez, cierra la puesta en escena.

La anterior forma parte de una selección de sus textos en inglés y en español. La antología sirve como andamio en el que se levanta la obra, en cartelera reciente en el Teatro Pregones de El Bronx.

Ese “río de recuerdos”, aunque la última pieza en ser destacada, tiene poco que envidiarle a las anteriores. La magnífica interpretación de Elise Hernández le pone broche de oro a una jornada artísticamente holística en la que monólogos se mezclan con danza, movimiento corporal y fotografías, para trasladar al público hacia distintos temas que van desde sexualidad, guerra, movimientos de izquierda, familia, violencia doméstica y la Gran Depresión del 1929. La directora Rosalba Rolón, junto al grupo de seis actores y la banda musical dirigida por Desmar Guevara, logran llevarle al público escenas cargadas de humor satírico, pero inmersas en la sensibilidad, para provocar la reflexión sobre distintos problemas sociales.

 

La obra de Gómez no sólo se ve y se escucha; como el ritmo de la bomba africana que también se incluye en el menú, las interpretaciones sacuden al espectador de pies a cabeza y tocan las almas.

Las referencias a figuras clave del quehacer artístico, como el percusionista Joe Cuba y la “Vedette de América”, Iris Chacón, reviven esa otra fibra de la identidad puertorriqueña enmarcada en el éxtasis musical.

La mención que se hace de figuras de la “historia olvidada” puertorriqueña, como los líderes nacionalistas Pedro Albizu Campos, Lolita Lebrón, y el jefe del Ejército Popular Boricua (Macheteros) Filiberto Ojeda Ríos, reflejan parte del sentimiento político de la autora.

A preguntas de El Diario, Gómez dijo que es difícil seleccionar la pieza que la haya movido más, ya que cada una viene a ser interdependiente de la otra.

“He visto la producción varias veces, y cada interpretación me ha tocado de manera distinta. El compromiso de los actores y músicos con mis textos es evidente en cada una de las presentaciones. Hay un vínculo inextricable que conecta al texto, el actor y el músico a las personas que inspiraron inicialmente la creación de los escritos. Todos me mueven, personal y políticamente- esto es un creación en conjunto y todos los elementos crean ese todo”, explicó la también dramaturga.

Sin duda, “Bailando en mi matacucarachas” es una apuesta de múltiples matices que merece ser vista en varias ocasiones.

La idea de la obra surgió en el 2011, cuando Pregones reconoció la aportación de Gómez y le otorgó el premio “Master Artist”.

Como parte del reconocimiento, Rolón decidió trasladar a las tablas la producción de la autora.

En septiembre pasado, el musical se presentó en el Puerto Rican Traveling Theatre en Manhattan, recientemente asociado a Pregones.

Dada la acogida entre el público neoyorquino, el elenco fue seleccionado para participar en el Festival Nacional Encuentro, del Centro de Teatro de Los Ángeles, en California. Allí ofrecerán cuatro funciones a partir del 31 de octubre.

Gómez, cuya influencia proviene de grandes de la poesía “Nuyorican”, como Pedro Pietri, José Ángel Figueroa y Sandra María Esteves, ha recibido numerosos premios aparte del otorgado por Pregones.

El National Association of Latino Arts and Culture y Massachusetts Cultural Council son dos de las entidades que han reconocido su valiosa aportación en el desarrollo de las minorías en Estados Unidos.

La escritora acaba de publicar su libro “Shameless Woman”, que es una recopilación de sus poemas desde los años 1970 al 2013 y un reflejo directo de su caminar como boricua, feminista y artista.

LEE TAMBIÉN: Regreso del “Apagón” aviva reflexión sobre boricuas en NYC

El festival inició el 1 de octubre y se extiende hasta el 21 de noviembre.

El evento se lleva a cabo en el Centro de Teatro de Los Angeles.

La actividad reúne a 19 compañías de teatro a nivel de Estados Unidos y 150 artistas, en su mayoría latinos.

Para ver el itinerario de obras y comprar boletos, puede acceder a la página web del centro: http://thelatc.org