Raphael Miranda, Meteorólogo WNBC 4

#ElDiarioELAwards
Raphael Miranda, Meteorólogo WNBC 4
"Prepárate para lo peor y espera lo mejor", aconsejó Miranda.
Foto: EDLP

@Raphael4NY

Dos veces ganador del premio Emmy por sus coberturas del huracán Irene y la supertormenta Sandy para WNBC, Raphael Miranda no duerme tranquilo cuando no hay nubes en el horizonte ni enormes masas de color moviéndose de un extremo a otro del país en las señales de los satélites.

Para alguien que creció fascinado por los fenómenos naturales en el condado de Westchester, cada tormenta representa un nuevo reto para orientar a los neoyorquinos en cómo hacer frente al mal tiempo.

“Siempre he sido un apasionado del clima. De niño recuerdo que yo siempre quería saberlo todo sobre las tormentas de nieve, pero mi pasión se cementó cuando ocurrió el huracán Gloria”, en 1985, que afectó seriamente el noreste de los Estados Unidos, rememora el metereólogo con estudios de Español, Comunicaciones y Geociencia en las universidades de Nueva York, Brooklyn College y del Estado de Mississippi.

Miranda no es el primero de su familia en incursionar en la televisión, a la que llegó como pasante en 2004. Su madre estadounidense bailaba en uno de los programas infantiles de los años cincuenta que se transmitían desde Rockefeller Center, donde él hoy labora. Su padre vino de Brasil en los años sesenta.

Un día normal para el meteorólogo estrella de WNBC 4 comienza muy temprano, “cuando aún está oscuro”, dice. Una vez en su estación, pasa horas investigando las condiciones atmosféricas y preparando los gráficos para sus pronósticos.

La adrenalina marca la pauta sin importar qué depara el clima.

Sandy fue muy difícil para todo el mundo, recuerda. “En un instante nos dimos cuenta que nadie nos estaba viendo porque no había electricidad y, sin embargo, no paramos de informar”, asegura quien no pudo ir a su casa en Nueva Jersey ni hablar por teléfono con su esposo por días.

Después de esas experiencias, el mejor consejo que Miranda da a sus televidentes es su mantra: “Prepárate para lo peor y espera lo mejor”, porque “nunca hay que desestimar el poder del tiempo”.

En lo profesional, Miranda quiere seguir creciendo en NBC, mucho más después de intercambiar puestos por un día con la meteoróloga de Telemundo 47, Andrea Romero. Y en su hogar, espera poder adoptar un bebé de “sangre brasileña” que preserve su legado latino.