EEUU y Gran Bretaña entregan sus principales bases militares en Afganistán

La fecha efectiva de partida de las tropas no se ha dado a conocer, por razones de seguridad
EEUU y Gran Bretaña entregan sus principales bases militares en Afganistán
Estados Unidos, por su parte, mantendrá unos 9,800 soldados como parte de una fuerza residual.

Las últimas unidades de combate de Estados Unidos y Gran Bretaña en Afganistán terminaron oficialmente sus operaciones en el país asiático.

Este domingo, la última base militar británica en Afganistán, Camp Bastion, fue puesta formalmente bajo el control de las fuerzas de seguridad afganas.

Lo mismo ocurrió Camp Leatherneck, la principal base militar de Estados Unidos, también ubicada en la provinica de Helmand.

La fecha efectiva de partida de las tropas no se ha dado a conocer, por razones de seguridad.

Gran Bretaña envió tropas a Afganistán por primera vez en 2001, como parte de la coalición internacional formada por Estados Unidos para derrocar al gobierno fundamentalista islámico del Talibán.

En el punto más álgido del conflicto, desatado por los atentados contra la Torres Gemelas del 11 de septiembre, el país europeo llegó a tener a unos 10,000 soldados en Camp Bastion y sus 137 puestos de patrullaje en el sur de Afganistán.

Y, en total, las tropas de la OTAN llegaron a sumar 140.000 efectivos, de los cuales hoy quedan unos 40,000.

Gran Bretaña mantiene a aproximadamente 2,700 soldados en el país, pero el próximo año solamente conservará un puñado en su academia militar en Kabul.

Estados Unidos, por su parte, mantendrá unos 9,800 soldados como parte de una fuerza residual de 12,000 hombres que tendrán como misión formar y apoyar a ejército afgano.